sábado, 1 de noviembre de 2014

ROMÁNICO EN EL VALLE DE BOÍ


Retomando entradas de mi otro blog y por aquello de que últimamente entre el curro, la actividad y el tiempo estoy algo empaná, pues Érase una vez el Valle de Boi, un lugar idílico y único, de gran belleza y difícil acceso, situado en el Pirineo catalán, en la Alta Ribagorza (Lérida) y regado, principalmente, por el río Noguera de Tor

Un sitio verde y fértil, rodeado de montañas, donde todo es puro y trascendente, como el aire que se respira y la luz que ilumina las altas cumbres y donde se concentran la mayor cantidad de iglesias DEL PRIMER ROMÁNICO O ROMÁNICO LOMBARDO de la península.


Y ¿Cómo los lombardos llegaron aquí? Como esta bruja es amiga de batallitas… El Imperio de Carlomagno se extendió y “cristianizó” una parte de España.

Todo empieza en el año 777, los gobernantes musulmanes de Zaragoza, Barcelona, Huesca, Gerona fueron a Paderborn (Alemania) a pedir ayuda a Carlomagno, sus señores estaban sitiados por el Emir de Córdoba. Ofrecieron un gran homenaje al rey de los Francos y Lombardos, a cambio de su ayuda militar y él vio la oportunidad de extender la cristiandad y su poder, claro, por toda la Península.

En la llamada campaña de Roncesvalles allá por 778, Carlomagno lideró el ejército que penetró en nuestro territorio a través de los Pirineos Occidentales, mientras que los lombardos y burgundios cruzaban por los Pirineos Orientales.

Y tras muchas batallas y por no enrollarme más de la cuenta, que me pierden las historias medievales, aquí un mapa, para hacernos una idea de la extensión del Imperio que Carlomagno consiguió conquistar:



Y debería de hacer una etiqueta en el blog con el nombre: marca hispánica que ¡¡¡Me encanta esta zona!!! En la parte noreste de la Península se asentó población de Lombardia, que se vio obligada a emigrar por las imposiciones de Carlomagno y encontraron aquí el lugar propicio para vivir, dejando su huella en varias construcciones.

El Valle de Boi, durante el siglo XI y XII, cuando ya formaba parte de los dominios de los señores de Erill, se convierte en un foco de quehaceres artísticos, reuniéndose allí grandes maestros: constructores, pintores, ebanistas… Dando lugar a una especie de sinergia artística sin parangón en nuestra historia.

Iglesia de la Natividad-DURRO

El estilo Lombardo, a los 200 años de su primer contacto con la tierra catalana, tuvo su última manifestación en un acto sublime y grandioso, lejos de la teoría de que el románico es chaparro, sus altas torres ¡Tocan el cielo! Su techumbre parece que quieren reposar en las mullidas nubes, el efecto visual que logran es que las espadañas son más altas que las propias montañas que la abrigan y donde sus neveros es una constante en cualquier época del año ¡Escaleras al cielo! Los campanarios de “Sant Climent de Taüll” y de “Sta. Eulalia d'Erill la Vall” tienen ¡6 pisos! Increíble para la época.


Gracias al aislamiento del valle sus iglesias se han conservado intactas y mucho más ¡Su interior! En la mayoría había frescos de esta época. El Pantocrátor de “Sant Climent” y La Adoración de la Virgen en “Santa María”, ambas iglesias en Taüll o las pinturas fabulosas en “Sant Joan” (Bohi), son tan valiosas, que en el siglo pasado y muy a pesar de los vecinos, los frescos fueron extraídos y se encuentran repartidos por varios museos, en su mayoría, en el Museo Nacional de Arte de Cataluña y en su lugar hay reproducciones exactas.


Es tan singular la belleza del patrimonio artístico de esta comarca que la UNESCO la declaró, en el año 2000, Patrimonio de la Humanidad a nueve de los templos que se alzan en el valle y aquí os traigo a siete de ellos y dejo la charla y pongo el vídeo que cómo siempre ¡Espero que lo disfrutéis!

video

ROMÁNICO EN EL VALLE DE BOÍ-YOUTUBE