jueves, 6 de septiembre de 2018

LAS ISLAS COLUMBRETES: EL ARRECIFE DE LAS SERPIENTES



LAS ISLAS COLUMBRETES son un bello paraje del Mare Nostrum desembarco de piratas, un atolón de origen volcánico a unas 30 millas del Cabo de Oropesa-Castellón (unos 50 km).


Apenas conocidas, sus cuatro islotes visibleS dibujan un arco abierto, pero además la componen otros tantos escollos invisibles, sumergidos bajo el mar, que cerrarían el cráter de un volcán que se asienta en un fondo que alcanza los 80 metros de profundidad.


Sus nombres: la Isla Grande, La Ferrera, La Horadada y El Bergantín (en valenciano Illa Grossa, La Ferrera, La Foradada y El Carallot). Tan solo está permitido el paseo por la Illa Grossa, pero su superficie es tan pequeña que en diez minutos la has recorrido.


Sus transparentes aguas dan cobijo a numerosas especies animales y vegetales, conformando un ecosistema único y diverso, de los que más riqueza atesora en el Mediterráneo.


Sardos, Doradas, Doncellas, Indios… Y unos meros gigantes, excelentes compañeros de inmersión.


Conocidas desde la antigüedad con el nombre de Ophiusa y también con el de Columbraira, con ellas se toparon fenicios, griegos y romanos, aparecen en los escritos de Estrabón o Plinio, ambos, heleno y latino, las calificaban como las islas de las serpientes y no les faltaba razón, había un gran número de víboras.

Su nombre Columbrete ya lo dice todo, procede del latín “columber”: culebra.


A mediados del siglo XIX se construyó el faro que está en la Isla Grande, los trabajadores que lo obraron tuvieron problemas con las picaduras de los ofidios, así que se tomó una decisión salomónica: se quema la isla, acabando con su plaga más endémica.

Aunque creo que han sido varias las veces que las han quemado, consiguiendo a su vez, que su tierra sea árida, rocas sin apenas vegetación ni fauna.


Tras las barbaridades y el espolio a las que fueron sometidas, en los años 80 fueron muchas las denuncias para su protección de grupos de activistas y ecologistas, así fue como se consiguió que fueran declaradas RESERVA NATURAL Y RESERVA MARINA.


Actualmente está habitada a veces por científicos y biólogos marinos, es un espacio protegido, donde sólo está permitido fondear en el entorno a la Isla Grande, en grupos reducidos.


Para visitarlas se organizan excursiones desde varios puntos de Castellón: Peñíscola, Alcocéber, Oropesa… En temporada alta hay que contratarla con tiempo porque sólo pueden ir al día un número limitado de personas.

martes, 19 de junio de 2018

UN VUELO POR LA ALTA EDAD MEDIA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA: MOZÁRABES (TERCERA PARTE)

Iglesia de Santa María de Lebeña (Cantabria)

Cuando los musulmanes se instalaron en la península era cristiana.

A los que aquí vivían, le dejaron practicar su culto en las iglesias ya existentes a cambio de un buen tributo y que adoptasen el idioma árabe en las actividades públicas. Sus misas se desarrollaban de acuerdo al Rito Hispano, una forma propia de celebrar la eucaristía en España, por romanos y visigodos, durante los primeros siglos de historia de la cristiandad.

Capilla de San Miguel de Celanova (Orense)

Sin embargo, en cuanto a la mejora o creación de oratorios, prohibían su restauración o reforma y que se hicieran nuevos, por lo que poco a poco, estaban condenados a desaparecer.

Monasterio de Suso (la Rioja)

Este pueblo recibió el nombre de MOZÁRABE, un término que referido al arte suscita cierta controversia, así que voy a hacer algo que sabemos hacer todos, fácil y socorrido, copio y pego parte de la definición que da la Wikipedia:

“Mozárabe (del árabe مستعرب [mustaʕrab], «arabizado») es el nombre habitual con el que los historiadores conocen a la población cristiana, de origen hispanovisigodo, que vivía en el territorio de al-Ándalus. Durante el primer siglo desde la islamización de la península, suponían entre el 90 y el 95 % del total de los habitantes de la zona, para reducirse al 50 % aproximadamente a lo largo del siglo XI como consecuencia de su paulatina conversión al Islam”… (Enlace definición Mozárabe Wikipedia)

Iglesia de Santiago de Peñalba (León)

Arte Mozárabe es una forma actual de clasificar una serie de templos cristianos que se erigieron durante la dominación musulmana. Estas edificaciones son entre godas, moras… Prerrománicas.


Sus ejemplos más notables están en zonas montañosas de Cantabria, Galicia y Castilla y León, como la Iglesia de Santa María de Lebeña, la Capilla de San Miguel de Celanova, la Iglesia de Santiago de Peñalba, la Iglesia de Santo Tomás de las Ollas, el Monasterio de San Miguel de la Escalada, la Ermita de San Baudelio de Berlanga, la Iglesia de San Cipriano de San Cebrián de Mazote, la iglesia de Santa María de Wamba, y en La Rioja, el Monasterio de Suso: Arriba.


Esto me plantea un montón de preguntas ¿Si no podían hacer iglesias nuevas como se obraron? ¿Son fruto de la reconquista católica? Si así es y ciñéndome a la definición de la palabra ¿Si no las fundan pobladores originarios de aquí, sino conquistadores, son mozárabes? O ¿Si ya están territorio reconquistado, son mozárabes?...

Iglesia de Santa María de Wamba (Valladolid)

No en vano, también se le llama “Arte de Reconquista” o “Arte de Repoblación”.

Generalizando, mozárabes son las iglesias construidas en el periodo que abarca los siglos VIII y XI, de confección sencilla, regular y horizontal, de una sola altura, siendo la planta basilical la más repetida en ellas.

Ermita de San Baudelio de Berlanga (Soria)

Sus tejados descansan sobre unos salientes muy curiosos, los arquetipos de los canecillos, los modillones. Los modillones lobulados son una constante de los templos de esta época, tallando en su interior símbolos geométricos y solares ¡Me encantan!


Su arquitectura es similar a la ya existente sin que añadan ningún elemento nuevo, arcos de herradura, columnas y capiteles sencillos o corintios, como los utilizados por los romanos.

Iglesia de San Cipriano o San Cebrián de Mazote (Valladolid)

Mi opinión es que en tiempos convulsos, en la España musulmana había núcleos de población cristiana que ni tan siquiera sabían que estaban allí, por inaccesibles,  incluso, territorio reconquistado se volviera a “rereconquistar”, más si pienso que desde que Carlomagno inició sus campañas esto, durante siglos, fue toma y daca por parte de ambos bandos.

Iglesia de Santo Tomás de las Ollas (León)

Sin obviar esa “bonita” costumbre por la que el famoso Almanzor hizo historia: las razias, palabra que designa a un ataque sorpresa.

En España, un país soleado y Mediterráneo, las razias recibieron el nombre de aceifas, palabra procedente del árabe “sayf”: verano, y es que se ve que veraneaban haciendo incursiones en los territorios reconquistados.

Monasterio de Suso (La Rioja)

El caso que con tanto ir y venir es un poco complicado saber quién es quién.

En el siglo XI, el Papa Gregorio VII unifica la liturgia de todos los territorios de la cristiandad, imponiendo el Rito Romano. Entonces, todo el norte peninsular era católico y cambió su forma de celebrar la eucaristía a la nueva establecida.

El pueblo mozárabe permaneció más tiempo en el sur. En Toledo, que hasta finales de ese siglo fue Taifa, los cristianos asistían a las misas impartidas de la forma primitiva, manteniéndose fieles a los rituales, a la tradición religiosa ancestral, sin tener en cuenta la reforma gregoriana.

En la actualidad todavía se practica el rito hispano-mozárabe en algunas iglesias, de Toledo, Madrid…

Continuará con Asturias patria querida.

jueves, 7 de junio de 2018

UN VUELO POR LA ALTA EDAD MEDIA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA: AL-ÁNDALUS (SEGUNDA PARTE)


Mezquita de Córdoba

Tras la victoria de los Omeyas en la batalla de Guadalete, superado el estrecho mar, el ejército musulmán apenas encontró resistencia, grandes extensiones de tierra baldía apenas habitada.

Mezquita de Almonaster la Real-Huelva (siglo IX)

A la par que avanzaba la conquista iban repoblando con súbditos venidos del Magreb. Sus antecesores, los godos, era un pueblo guerrero, nómada.

En apenas 10 años hicieron un desfile triunfal por toda la Península hasta llegar a las montañas del norte. Su primera derrota fue la Batalla de Covadonga en el año 722, por lo que Asturias nunca fue mora y a ella, al paraíso natural, le dedicaré la cuarta parte de este ciclo de entradas.

El Pirineo fue otra empalizada, la cúspide que traspasaron y no pudieron coronar. 

Al territorio conquistado le dieron el nombre de  AL-ÁNDALUS.


Imagen WIKIPEDIA, Al-Ándalus año 732

Cuya frontera osciló entre laureles y derrotas durante los siete siglos de dominación.

ARTE HISPANOMUSULMÁN

Un cambio de religión es un cambio radical de vida, un cambio social, un cambio de hábitos, un cambio político, un cambio artístico…

Los musulmanes era un pueblo avanzado a su época, con conocimientos de astronomía, matemáticas, medicina, comerciales… Una sociedad puntera que sacaba partido a la naturaleza, aprovechando todos los recursos que ofrece, y daba una gran importancia al agua.

El Aljibe de Altamirano de Trujillo-Cáceres (siglo X) Aunque no está en uso todavía hoy recoge el agua de la lluvia

Sus construcciones utilizan componentes poco pesados como el ladrillo, la madera y el yeso. Sencillas, de una sola planta, cerradas con cúpulas.

En su interior lo más repetido son las columnas con capiteles, normalmente finas, poca carga tienen que soportar, y el arco de herradura, el arco de medio punto, el arco lobulado...

Mezquita de Almonaster la Real-Huelva (siglo IX)

Las pinturas lineales, geométricas, vegetales y escasas y mucho más escasas las representaciones pictóricas de personas o animales, es posible que sea, porque en las mezquitas están prohibidas las imágenes de humanos.

No aportan nada nuevo, su arquitectura es un amalgama de elementos y formas que ya utilizaban civilizaciones anteriores: Bizantinos, Romanos, Godos… Que simulan mejorándolas y llevándolas a la perfección. La dan una imagen tan propia que las hacen seña de su obra.

Dos tipos de edificaciones, las religiosas, que por motivos obvios pocas han llegado a nuestros días y las que así lo han hecho, como es racional, han sido reconvertidas.

Mezquita del Cristo de la Luz-Toledo (siglo X)

Otras, las civiles: alcazabas, aljibes, baños públicos, castillos...


Alcazaba de Mérida-Badajoz (hacia el año 835)

Palacios… Los conjuntos palaciegos eran numerosos y monumentales, de ellos pocos se conservan, debido, entre otras cosas, a que utilizaban materiales blandos, de poca resistencia.

Son cinco los periodos de este arte en España:


En la Alta Edad Media se produce el ARTE EMIRAL O CALIFAL, el auge de una cultura y los años de su mayor esplendor.

Durante los siglos del Emirato Independiente de Córdoba las actividades se centran en torno a la capital, La Mezquita de Córdoba es el culmen de su obra, destinada a ser la más grandiosa de occidente.

Mezquita de Córdoba (Iniciada año 780)

En el año 929 Abderramán III funda el Califato Omeya de Córdoba, ya entonces, el mapa de Al-Ándalus había menguado bastante. No obstante, su fulgor seguía en pleno auge. 

Imagen WIKIPEDIA: Califato de Córdoba en torno al año 1000

Con él la ciudad palatina de Medina Azahara ¡Una joya!

Ruinas de Medina Azahara

Cuenta la leyenda que lleva el nombre de la mujer favorita del califa.

La actividad bélica de los musulmanes era hasta con ellos mismos, los humanos y el poder, esto origino LOS REINOS DE TAIFAS.

Imagen WIKIPEDIA: Reinos de Taifas año 1030

La disolución del califato de Córdoba a principios del siglo XI la propiciaron los conflictos entre familias islámicas, que se resolvieron fragmentándolo en varios reinos. La figura del todopoderoso califa dejó de existir para multiplicarse en un montón de todopoderosos reyes taifas.

El arte de esta fase imita al de la época califal recargándolo un poco más, el ejemplo mejor conservado es el Palacio de la Aljafería en Zaragoza.

Palacio de la Aljafería-Zaragoza (siglo XI)

Las otras tres etapas ya se encuentran en la Baja Edad Media, aun así y de forma resumida, aprovechando que una imagen vale más que mil palabras, del Arte Almorávide las mejores muestras están en el norte de Marruecos y del Arte Almohade la bella Giralda, que con los años creció y creció.


Hecha a imagen y semejanza del Alminar de la Mezquita Kutubía en Marrakech, y otro parecido razonable, la más joven de las tres hermanas, el Alminar de la Mezquita Hasan o la Torre Hasan en Rabat, conocida popularmente por su aspecto “rechoncho” como La Chata.

Y del Arte Nazarí de Granada, que se puede decir de los ojos rojos de la ciudad:


El tesoro de La Alhambra, entre jardines, flores y fuentes, rodeado de huertas, al abrazo de Gaia.


Donde a los materiales comunes se les une los coloridos azulejos y la riqueza de los mármoles, pasando de la sobriedad a la luz.



Hasta aquí esta entrada, la siguiente la dedicaré a los Mozárabes.

sábado, 19 de mayo de 2018

UN VUELO POR LA ALTA EDAD MEDIA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA: VISIGODOS (PRIMERA PARTE)


Aunque LOS ARCOS DE HERRADURA se atribuyen a las construcciones islámicas, los primeros en utilizarlos de forma periódica en La Península fueron LOS VISIGODOS. Lo imitaron de los romanos y de los bizantinos, que fueron sus artífices. 

Santa María de Melque (Toledo) (entre los siglos VII y VIII)

Un pueblo de los considerados bárbaros que se instaló aquí tras el ocaso romano.


Unos siglos después a ellos llegaron los musulmanes, que se ve que les gustó la forma la cual adaptaron y perfeccionaron, hasta hacer de este tipo de arco una seña de identidad de su propia obra.

Mezquita de Córdoba (siglo VIII)
En los últimos tiempos he tenido en mente varios post que por una cosa u otra no han visto la luz,  lo que en principio quería compartir, al final se ha llenado de teorías que quitarían claridad a la entrada. Tan sólo soy una bruja entusiasta de las artes y de la vida, pero que menos que entender lo que digo cuando escribo por gusto, esto no es un examen.

Santa María del Naranco, Oviedo-Asturias (siglo IX)
Han sido muchas experiencias que se han quedado en el tintero, como “El Arte Asturiano” o “El arte Mozárabe”, como “Santa María de Wamba”, de esa iglesia subí alguna foto a grupos del Facebook vinculados con el románico.

Santa María de Wamba, Valladolid (siglo X)
Y a partir de los comentarios que se originaron nace esta entrada: UN VUELO POR LA ALTA EDAD MEDIA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA, de los que me gustan a mí, extendiéndome en el tiempo, a lo largo y ancho del espacio, aunque con tanto margen no sé si me explicaré bien, en todo caso como siempre, el despliegue fotográfico está garantizado.
La historia, las construcciones, las tradiciones… Todo tiene un nexo común: la religión, ese invento humano que te llena de lo bueno la vida y te quita el miedo primitivo a la muerte. Las primeras civilizaciones ya adoraban a los Dioses, siendo este un método que te da valor asegurando en lo desconocido un lugar mejor, que se puede llamar de muchas formas: Valhalla, Paraíso… La historia la escribe el poder de la religión, midiéndose los periodos por conquistas y reconquistas.
La Edad Media vista desde Occidente abarca desde la caída del Imperio Romano a la reconquista y unificación de los Reyes Católicos, que expulsaron a los musulmanes de su último reducto: Granada o con el descubrimiento de América, ambos acontecimientos están próximos.

Bizancio, Constantinopla: ESTAMBUL
Vista desde Oriente es el mismo ciclo marcado con distintos hechos, el medievo se inicia con el bautismo de Constantinopla sobre la antigua Bizancio y termina con la caída de Constantinopla, a mediados del siglo XV, en manos de los musulmanes fundando el Imperio Otomano: Estambul: El perfume de Oriente.
A su vez la Edad Media se divide en dos: La Baja Edad Media comprendida entre el siglo XI y XV, cuando el norte de España ya era católico, varios estilos arquitectónicos: ROMÁNICO, MUDÉJAR Y GÓTICO.
Y La Alta Edad Media o PRERROMÁNICO que oscila entre el siglo V y X de nuestra era, un tiempo convulso, donde se escriben un sinfín de batallas y donde fueron varias las culturas que se establecieron aquí.


Ermita de Santa María de Quintanilla de las Viñas, Burgos (entre los siglos VII y VIII)
Fueron varios los pueblos bárbaros que entre los siglos III y V cruzaron Los Pirineos, suevos, vándalos, alanos... Tras la expulsión de los romanos en el siglo V a golpe de espada se asentaron en Hispania los Visigodos, un pueblo guerrero, procedente no se sabe muy bien de donde, unos dicen de Escandinavia, que era una tribu germánica, otros que eran indo-europeos, diré que venían del norte y que reinaron a duras penas desde el siglo V al siglo VIII.

Interior de San Pedro de la Nave, Zamora (siglo VII)

En este tiempo fueron 33 los Reyes Godos, es un clavo la lista que me hicieron aprender en el cole, diré tres: el primero Ataulfo, el más notorio: Recadero I que se convirtió al cristianismo y el último, Rodrigo, el vencido en la Batalla de Guadalete dando fin a este periodo de la historia (Joyas Visigodas: Sus Templos).

San Juan Bautista de Baños de Cerrato-Palencia (siglo VII)

Este enlace contiene por fichas todos los vestigios visigodos que quedan en La Península:
http://www.turismo-prerromanico.com/arte/visigodo/indice-de-fichas-de-monumentos/

Pero que se mantengan más o menos enteros, con alguna restauración y que sean integramente de esta época solo quedan siete iglesias de lo que fue este reino: San Fructuoso de Montelius: 

San Fructuoso de Montelius, Braga-Portugal (siglo V y VI)

Y en territorio nacional: Santa Comba de Bande (Orense), San Pedro de la Nava o Nave (Zamora), San Juan de Baños (Palencia), Santa María Quintanilla de las Viñas (Burgos), Santa Lucía del Trampal (Cáceres) y Santa María de Melque (Toledo).




Construcciones perfectamente simétricas, alguna me ha recordado una casa o una caja, que si se doblasen por la mitad darían dos partes exactamente iguales.


Continuará…

domingo, 15 de abril de 2018

LAS BATUECAS Y LA SIERRA DE FRANCIA (2)

"Un Pueblo sin leyendas se muere de frío"

Mogarraz

Esta entrada es un complemento a esta otra que hice en el 2011:

http://bruja-larosadelosvientos.blogspot.com.es/2011/10/las-batuecas-y-la-sierra-de-francia.html

La Alberca

Añado un vídeo con un recorrido por La Alberca, Mogarraz y San Martín del Castañar, villas medievales, juderías, que se conservan tal cual ¡Redondas! Pueblos con alma cuyas costumbres se forjaron en la noche de los tiempos y siguen vivas en la actualidad.

San Martín del Castañar

El susto que te da la moza de ánimas, lo mismo es porque su indumentaria se ha actualizado, dista mucho de la viejita que paseaba antaño con la campana.


Un lugar que me atrae, la naturaleza y la arquitectura todo en consonancia sin variación ninguna de como fue a como es.


Regada por numerosas gargantas y de vegetación abundante y autóctona, donde Gaia ha sido generosa y sus habitantes respetuosos con ese regalo. Sin más dilación: