martes, 22 de noviembre de 2016

LOS 41 PUEBLOS MÁS BONITOS DE ESPAÑA


Este vídeo lleva hecho desde octubre, aun sabiendo que mínimo se publicaría en noviembre. Desde que lo hice a hoy se me ha hecho eterno.

Retomo el blog, que va a sobrevivir a este “annus horribilis”, porque perdiendo también se gana, como Ave Fenix ¡Con fuerzas renovadas! Y la sensación extraña de novedad a pesar de los años que llevo en la red.

LOS 41 PUEBLOS MÁS BONITOS DE ESPAÑA, o quizá debería decir 43, es el producto que por más que quise limar dio impar y de colores.


Omitiendo los nombres de las villas que abre y cierra la presentación, que sumarían los 43, sin embargo, no he podido evitar ponerlas, porque para mí son especiales.

Abre “Villacadima”, un despoblado de Guadalajara que la última vez que fuimos hasta la nieve se alió a nuestro favor, cubriendo el pasto de una alfombra blanca. La última, un ocaso en “Uncastillo” (Zaragoza), naranja y luminoso.


Mi Anitísima dice que como puedo acordarme de 41 pueblos y el dilema es que me acuerdo de muchísimos más, muchos más, que bien podrían estar en este ranking.

Cualquiera de las aldeas del Pirineo, de los pueblos blancos, de los pueblos negros, de los pueblos serranos, de los pueblos pesqueros, de los pueblos medievales, de sus juderías… Son tantas las construcciones, tantas las culturas, tantas las tradiciones, tantas las huellas que reflejan las calles.


Los paisajes donde se enmarcan en un país con una orografía cambiante, diferente, en muchos casos ¡Fantástica! Que me he tenido que rebanar los sesos para hacer la elección.

Cómo ahora está de moda lo de elegir el pueblo más bonito, entre asociaciones, bombones, turismo rural…  Y ser lo más de toda la vida es buena publicidad, ahí van mis 41, en una presentación que a lo sumo hay dos perspectivas del pueblo y donde están representadas al menos una vez cada una de las comunidades autónomas de la península.

Pongo la lista de pueblos con enlaces del blog o del canal youtube APORTI666, porque a la mayoría de ellos o a su zona, en alguna ocasión ya les he dedicado una mirada.

1.       LA ALBERCA (SALAMANCA)
2.       ALBARRACÍN (TERUEL)
4.       COMBARRO (PONTEVEDRA)
5.       BESALÚ (GERONA)
6.       AÍNSA (HUESCA)
8.       FRÍAS (BURGOS)
9.       MONTEFRÍO (GRANADA)
11.   SANTILLANA DEL MAR (CANTABRIA)
14.   RONDA (MÁLAGA)
15.   FUENTERRABÍA (GUIPÚZCOA)
24.   FRIGILIANA (MÁLAGA)
29. HERVÁS (CÁCERES) 
31. BUITRAGO DE LOZOYA (MADRID)
34. PEDRAZA (SEGOVIA)
35. MORATALLA (MURCIA)

viernes, 28 de octubre de 2016

UN VIAJE AL REINO DE LOS MALLOS

Los Mallos de Agüero desde Murillo de Gállego

LOS MALLOS son monolitos rojizos dibujados por capricho de la naturaleza. Agujas fantásticas que hacen cosquillas a las nubes, tan estratégicamente singulares que les valieron un reino.


Una formación geológica propia del Valle del Ebro. Se crean por la acción erosiva del agua, que desgasta, empuja y acumula sedimentos, sumado a la meteorología, el viento, el hielo... La mezcla del arrastre producido desde la noche de los tiempos, el cúmulo de piedras, el terreno arcilloso y la arena hace el resto, farallones de hasta 300 metros de altitud de cumbres achatadas.

Los Mallos de Vadiello

La palabra “mallo” proviene del latín “malleus” que significa mazo, posiblemente porque su figura lo recuerde, a mí, en ningún momento me la recordó, por la evolución de su estructura, a un mazacote sí.

                                                                                    Agüero y sus Mallos

En el Prepirineo oscense, la puerta de la llanura y la montaña, en un entorno mágico habitado por el hombre desde la más lejana antigüedad están los más fantásticos, los que esculpe el río Gállego en la Comarca de Hoya de Huesca: Los Mallos de Vadiello, Los Mallos de Agüero y Los Mallos de Riglos.



Si su figura en la lejanía es sorprendente, tal y como te acercas son más sorprendentemente verticales, parecen caídos del cielo. A sus pies, los pueblos que le dan nombre.

Riglos y sus Mallos

Hábitat idóneo de numerosas especies vegetales y animales, albergando una de las colonias más grandes de buitre leonado de Europa.


Una zona dotada de un microclima, impropio del Alto Aragón, que le permite producir vino y aceite o siendo el madroño su árbol emblema. “El alanies” es el viento matinal que suaviza temperatura, purificando el ambiente y dando un halo especial a la piedra. Aunque si hay espectáculo para los sentidos es la fusión de anaranjados del atardecer y el bermellón de la gran mole.

En las escarpadas paredes se han creado varias vías ferratas que convierte a los mallos en pasión de montañeros, amantes de la escalada que ascienden al firmamento. También, se pueden realizar varias rutas de a pie en torno a ellos y un sin fin de deportes, piraguas, descenso de barrancos…






















Un paraje qué no solo tiene arquitectura natural sino también humana, destaco el Castillo de Loarre o la magistral firma de la Iglesia de Santiago de Agüero.


Templo que visto así y dicho así tan solo parece un pórtico románico hermoso, pero es la marca: el maestro de Agüero o de San Juan de la Peña, la mano de un taller que se extendió por toda la zona, desde los Claustros de los Monasterios de San Juan de la Peña y San Pedro el Viejo, a las Iglesias de Santa María la Real de Sangüesa, a toda La Comarca de las Cinco Villas. Una talla tan precisa, tan singular: Tímpanos con relieve que parece tener movimiento y que envía claramente el mensaje principal, apoyado sobre dos mochetas de animales fantásticos, salvo la excepción del viejo sabio. Escenas bíblicas y muchas escenas de la vida cotidiana, todas ellas representadas por personajes de grandes ojos, de grandes miradas... Y una bailarina oriental y unos músicos que deben haber estado de bolos por toda la región. 



Todos trazados con una pericia impoluta, mi marido dice que tenía un molde. Pero son muchos más los vestigios del ayer, a cada paso encuentras la huella de su heroico pasado, rico en patrimonio, en tradiciones, en historia.

Volando al medievo y espero no liarme entre tanto rey, mi memoria últimamente está copada con los siete reinos del Juego de Tronos, corría el siglo XI cuando Sancho el Mayor, rey de Pamplona y la parte reconquistada de Aragón, testa la división de su reino en varios reinos, legando de esta manera a todos sus hijos, separando los futuros reinos de Aragón y Navarra.

En 1033 por las características geológicas de Agüero, su orografía y su situación fronteriza, Sancho el Mayor le otorga cierta independencia como bastión de defensa del Pirineo. El rey designa una persona alférez real del territorio, para tal fin, siendo varios los hombres que a lo largo de los años ostentaron el cargo.

Agüero

Cuando el rey Pedro I, nieto de Sancho, hace legado, divide sus dominios dotando a Berta de Aragón, su segunda esposa, de esta tierra: EL REINO DE LOS MALLOS.

De él origen de esta reina poco se ha podido saber, entre los pocos documentos medievales que hacen referencia a ella. Por su nombre, se cree que era de procedencia italiana.

Berta no tuvo descendencia. A la muerte de Pedro I y fallecidos con anterioridad sus dos hijos fruto de su primer matrimonio, las normas de sucesión de la época eran estrictas y la consorte de un rey solo podría seguir siendo reina durante un año, por el posible alumbramiento de un hijo del monarca difunto.

Sin embargo, pasado este tiempo Berta siguió reinando en los Mallos hasta que un buen día como apareció, desapareció, una canción popular está dedicada "a una reina que escapó con su amante".

Un enclave bello y muchas páginas dicen que es único en Europa, aunque a mí, salvando las distancias, me traen a la cabeza  Las Meteora (Grecia)Lo que sí aseguro que es un paisaje único en España y de los más recomendables de Aragón.

martes, 2 de agosto de 2016

LOS TRECE CASTILLOS MÁS BONITOS DE ESCOCIA


En tiempos en Escocia se llegaron a contar más de 3000 castillos de los que en la actualidad quedan unos 1000.


Cuando marcamos nuestro itinerario, yendo a estas tierras, me estudié los más representativos o los más populares, entré en varias web donde marcaban rutas y en varias agencias que desde España ofertan un "Escocia al completo" que para mí se queda incompleto, en estos programas la costa este queda sin tocar y allí se encuentra el Castillo de Dunnottar  ¡¡¡El más bello de Caledonia!!! O se entra en la isla de Skye solo para ver la maravilla natural del "Kilt Rock", excluyendo el Castillo de Dunvegan ¡De película!


Me apasionan los enclaves naturales, las ruinas que se mimetizan en el entorno, antes de que estén más o menos conservadas, prefiero un buen vestigio a una mala restauración y cuanto más antiguo ¡Mejor! Más tiene que “contar”.


Aunque también me gustan los castillos más actuales, con torres y almenas, los que se dibujan en los cuentos de princesas y dragones.


La enumeración de las fotos y el vídeo responde a mí gusto, sin más, después de ver unas treinta fortificaciones entre ellas he elegido trece, un número mágico para una bruja.


La música es bien conocida "Scotland the brave" o los valientes de Escocia, el otro himno oficioso del país, el oficial se presume que es "God save the queen" pero en toda mi estancia no lo he escuchado.

Pongo los más bonitos porque para mí lo son, además que decir de una cosa “lo más” siempre le da tirón, aunque cada persona tiene un gusto y aquí hay mil colores a elegir, en un país tan bello, tan fresco, hay que dejarse llevar por las propias sensaciones. 

martes, 19 de julio de 2016

FLOR DE ESCOCIA-FLOWER OF SCOTLAND


La flor del cardo es un símbolo de Escocia y a ella se dedica la canción "Flower of Scotland", un himno oficioso que se utiliza en eventos deportivos, el título perfecto para esta entrada y la música idónea para el vídeo.


Hace muchos meses que diseñamos este viaje, a medida, no podía ser de otro modo dirigiéndonos a un destino tantas veces soñado. Tanto tiempo que ha visto acabar un invierno y brotar una primavera, siendo abundantes los temporales en la larga espera, que poco a poco han ido amainando, pero al fin, con alegría y placer, una mañana de verano llegamos a tan hermoso puerto.

Kilt Rock

En nuestra ruta marcamos varias coordenadas, la antigua Caledonia es pequeña y fácil de recorrer, lo complicado era elegir de un surtido tan abundante, pueblos medievales, castillos, paisajes, parques nacionales, islas, escenarios de película, destilerías y todo un tapiz de verdes, de todos los verdes mojados, el líquido elemento que se derrama por las laderas, las cascadas, los lagos y el inmenso mar ¡Una caja de pastas de mantequilla!

Anillo de Brodgar

La pócima final resultó una aventura de lo más gratificante, abarcando no solo Las Tierras Altas o Highlands, las más conocidas y frecuentadas:


Sino también, estuvimos un par de días en Las Tierras Bajas o Lowlands.

Fuente de la imagen Wikipedia

No podíamos obviar sitios como Rosslyn ¡De cine!


Saint Andrews, su esqueleto refleja su grandiosidad, la primera catedral construida en el país:


El Castillo de Dunnothar ¡El más bello de Escocia! 


Enclavado en un acantilado, sobre un peñón mirando El Mar del Norte, con una cascada en uno de sus lados y que se escapa de los itinerarios comunes, no sé si porque no está a mano. Y algún sitio más, para muestra estos tres.

Ha pesar de lo estudiado de la ruta ha sido tan fascinante la experiencia, tan enriquecedora, que me encuentro satisfecha y feliz. La amabilidad de sus gentes, conociendo poco el idioma, su cortesía, urbanidad, la gentileza… La atención en todos los sitios que nos hemos alojado y la confianza que nos han dado, nos sentíamos como en casa, sumado al desayuno británico que te quita las ganas de comer…


Cosa que se agradece en principio, porque comer lo que se dice comer nos costó cogerle el truco, además comen sobre las 13:00 horas y tras el festín mañanero… Una opción muy socorrida es comprar alguna cosa en cualquier supermercado para comer y cenar bien, a mesa y mantel.

Para chuparse los dedos el salmón, en muchos restaurantes lo sirven ahumado o a la plancha y las diversas formar de elaborar los mejillones, con varias salsas, dos productos del lugar que hacen exquisitos

Aunque está mucho más al norte que España no imaginaba la cantidad de horas de luz que tienen verano, por llamarlo de algún modo, aunque el clima sí me lo imaginaba.


Esta foto está tomada a las 23:20 y todavía no es noche cerrada y a las 4:00 el sol se asoma. Sabía que su tiempo está muu loco, pero no que tanto, en una hora podía contar llover cuatro veces, ponerme la sudadera y quedarme en manga corta, porque en tirantes, ni de broma.

Tenía la idea de una tierra fértil pero es mullida como esponja, blanda y rezuma agua, debe de ser la explicación a tanta vegetación, mejor dicho, a tanto verde, porque árboles hay, pero pocos, me llamó la atención la ausencia de árboles en las Islas Orcadas y que apenas estén presentes las Islas Híbridas.

Old Man of Storr

Otra cosa, de las más consultadas en la red: conducir en Gran Bretaña, siempre nos preocupa lo difícil o lioso que puede ser conducir por la izquierda, a petición del conductor, que miró un par de blogs y uno de ellos casi nos hace buscar un chofer escocés de negativo que es, dice que no es para tanto, que los primeros días lo normal, te metes en algún bordillo, en dirección contraria, haces la pifia en alguna rotonda, quieres sacar el brazo por la ventana y te encuentras las marchas que metes mal porque no estás acostumbrado a usar la mano izquierda, pero después, es fácil, todo es costumbre.

Nos vino bien empezar en Edimburgo por autovías, que aunque no tienen nada que ver con las nuestras, están bien para iniciarse y cuando llegamos a las montañas, ya estaba controlado. Hay muchas carreteras de un solo sentido y cuando digo uno es uno, a cada tramo de unos 500 metros hay anchuras en los laterales, si te ven o ves que viene un coche en dirección contraria se meten o te metes y como son tan civilizados ¡Sin problema!

Es el primer sitio que conozco donde hay señales luminosas en las vías donde te dan las gracias por conducir con precaución, aquí no ponen la cantidad de muertos que ha habido en el mes anterior, por ejemplo, entre los mil ejemplos o campañas de tráfico y para mí que es bastante más efectivo.

Ya me estoy liando ¡Seguiré informando!

miércoles, 4 de mayo de 2016

EL RETIRO Y MI VIAJE


Éramos tan parecidos y tan diferentes, en nuestra forma de pensar había un océano de por medio. Tú camino fue largo y trabajado, era lo que te gustaba, cualquier trasto te valía, todo se aprovechaba y dependiendo de la ocasión, tus manos creaban una cosa u otra. Lo que se necesitase, desde una casa, pasando por todas “sus plantas”, a un altavoz, a el corte de pelo que luce tu bella dama, mi madre.

“Lo que haga una persona, lo puede hacer cualquier otra”, me decías siempre con toda la certeza de un hombre observador, abierto a aprender fuera cual fuere el oficio, insaciable, con la curiosidad de un niño hasta el último día.

Tú ida ha sido tan fugaz que ni los lestrigones, ni los cíclopes, ni siquiera la cólera de Poseidón han salido a tú paso, has llegado a nuestro destino con toda la fuerza de la vida, allá donde estés hoy ¡Están de reformas!
___________________________________________________________________________

Cuando tengo la necesidad de perderme el Parque del Retiro siempre me encuentra. 


En el corazón de Madrid, un rincón envuelto de naturaleza donde respirar aire puro.

Palacio de Cristal

Mí remanso de paz, en él he vivido otoños, inviernos, primaveras y veranos, sus árboles centenarios han visto mi infancia y me han visto crecer.


Esa adolescencia a la sombra de “Alfonso XII” donde nos juntábamos sabiamente tribus de todo lugar, un punto de encuentro donde una guitarra y el bongo marcaban el ritmo.

Estanque y Monumento a Alfonso XII

Esas oposiciones que preparé a la sombra de la copa de un gran pino, esperando que un ángel se me apareciese, oye, y se me apareció.

Fuente de El Ángel Caído

El Paseo de las Cocheras testigo te tantas “wayas”, patines con los que corto el viento y que alguna vez que otra me han hecho volar.


Los primeros pasos de mis hijos…

La Rosaleda

Su origen se remonta al siglo XVII cuando el Conde-Duque de Olivares regala estos terrenos, en torno al Real sitio de El Retiro (Monasterio de los Jerónimos), al rey Felipe IV. Ahí manda edificar palacios circundados de bellos jardines creando un espacio de recreo para la Corte. Pasó a ser propiedad municipal tras "La Gloriosa", que dio a luz a la Primera República.


Fue el primer zoo de Madrid, Carlos III mandó construir la casa de los animales en la Cuesta de Moyano, creando el segundo zoo más grande de Europa de la época. En el siglo XVIII y principios del XIX más que por un fin científico porque le gustaba a la aristocracia ver las peleas de leones y demás animalitos.

En el reinado de Fernando VII las instalaciones son ampliadas y trasladadas a la puerta de Sainz de Baranda, donde permanece el zoo hasta 1972.


Peculiar es, que en una de sus esquinas guarda las ruinas románicas de La Ermita de San Isidoro o San Pelayo, que han llegado a este parque proveniente de la vecina Ávila.


En la actualidad suele haber exposiciones tanto en El Palacio de Cristal, cómo en El Palacio de Velázquez y La Casa de Vacas. Cómo es mi blog voy a dar mi opinión, lo normal es que las que hay en el Palacio de Cristal y en el de Velázquez son difíciles de ver, aunque puedo añadir, a ver si lo mejoran, que no he visto una buena. Son tan modernas y creativas que yo no encuentro el arte por ningún lado, amén de que lo tengan.

Palacio Cristal (exterior e interior)

En la Casa de Vacas sin embargo sí he visto muchas de hacer cola, aún recuerdo una de fotografía de “National Geographic” o una de carteles publicitarios… Surtidas y peculiares.

El recuerdo de un bosque autóctono que se convirtió en ciudad, donde el trino de los pájaros transforma los sonidos urbanos en melodía. Mi Retiro y mi viaje a Ítaca.

viernes, 15 de abril de 2016

CASTILLO DE LOARRE: ROMÁNICO MILITAR

Conforme te acercas a la población de Loarre se ve culminando una cima su castillo, mimetizándose con la sierra de igual nombre.


Mucho se ha escrito del CASTILLO DE LOARRE, fuente de inspiración de novelistas y cineastas, el conjunto religioso militar románico mejor conservado en la península y de los más destacados de Europa, aunque el orden es militar-religioso.

El montaje de fotos muestra una construcción titánica y además suena de lo más heavy:


Si buscase una frase para definir toda la ciudadela esa es “El reino de los cielos”, cómo el título de la película que Ridley Scott rodó allí,  ignorando lo que este mismo año se cuenta en “Cuarto milenio”, porque al contrario de lo que cree Iker le resta magia ¡Será por leyendas o misterios!


Situado al norte de Huesca ya aparece citado en el siglo X como avanzadilla de los cristianos del Pirineo enfrentados a los musulmanes de la llanada oscense. Lo mandó construir en el año 1020 el rey Sancho III el Mayor de Navarra, jugando un papel principal en la reconquista hacia el Gállego, cayendo en alguna gesta en manos musulmanas que aprovecharon esas escasas ocasiones para darle el toque de oriente.


Será el rey Sancho Ramírez  quien lo pone definitivamente en manos católicas a finales del siglo XI, ahí se amplia, realizándose su segunda muralla y la Iglesia de San Pedro para adecuar el castillo a las necesidades monásticas de la orden de los agustinianos.


Por la movilidad de las fronteras, en esos tiempos… Se trasladó la congregación al Castillo de Montearagón, que fue la pieza básica del asedio a Huesca por su posición mucho más cercana. Loarre, se va alejando, pierde su carácter defensivo con el progreso de la conquista. A partir del siglo XII, a excepción de alguna batallita, se inicia su declive.

Por salirme de los cánones, la visita me produce una sensación de retroceder en el tiempo tal y como avanzo. La parte más antigua del castillo corresponde a su vigía: la torre albarrana, a la cripta de Santa Quiteria, el tesoro que guarda “Mongui”, donde se realizaban enterramientos…


… Y LA SEGUNDA PLANTA DE LA FORTIFICACIÓN:


Aquí lo raro, tal y como asciendes te adentras en lo más primitivo de la fortaleza, porque cuenta con planta primera realizada a posteriori. Una obra maestra que se adapta perfectamente al terreno escarpado donde se asienta, aprovechando cada sitio, cada rincón, económica, milimétrica y muy peculiar: empezaron la casa por el tejado.



Otra cosa que se me hace curiosa es que en su segunda fase se mandase construir semejante templo dentro de un castillo. La mezcla de lo religioso y lo militar que los católicos siempre separaban, y, sin embargo, sí era costumbre musulmana. Me viene a la cabeza la rábida o ribat, donde los ascetas musulmanes se perfeccionaban espiritualmente al tiempo que defienden el lugar. Todo eso me da que pensar que posiblemente ambos pueblos no estaban tan desunidos.

Y por último, disfrutando de la piedra tallada me llamó la atención que cada escena que se representa se culmina con unas volutas que dibujan una “Y”:


En el vídeo hay un surtido de capiteles con esta pauta, cada uno que miraba, interior o exterior, en su parte superior la misma disyuntiva, como dos caminos a elegir, dos opciones, la buena y la mala, como la propia vida.