lunes, 29 de abril de 2013

PINCELADAS DE ROMÁNICO EN ÁLAVA

San Pedro de Beluntza

Hablar de Euskadi es hablar de una tierra fértil y verde, de frondosos bosques y suaves valles, con un horizonte que se perfila como una pintura viva. Desde sus cumbres cuando oteas el horizonte dan ganas de echar a volar ¡No hay creador mejor que la propia naturaleza! Solo sus manos pueden perfilar un lugar tan bello.

Nuestro viaje a Álava nos ha fascinado, hemos disfrutado de sus hayedos, cuevas y cascadas, no en vano la mayor parte de su territorio está considerado parque natural, pero sin duda nos ha sorprendido la cantidad de vestigios medievales que aquí abundan, a unos más gratamente que a otros, por aquello del gusto.

Soy una gran amiga de la Edad Media, estampada por todos los sucesos que en esta época acaecieron, un tiempo de grandes migraciones y grandes invasiones que marca el inicio de la cristiandad en occidente.

Especialmente me encanta el románico, a través de las figuras, de las formas, acercaba a un pueblo que no conocía la palabra escrita, de una forma sencilla y sabia, una teoría desconocida, una obra que cuanto más expresiva, más se implegnaba con la plebe, pasando, como por arte de magia, a formar parte de su vida diaria, vigorizando una religión que una vez se instaló en el poder, humano que no divino, desprecio todo lo anterior a su cúspide catalogándolo de bárbaro.

Bárbaro o Natural - Canecillo de San Vicence Mártil (Miñano Menor)

Allá por el siglo XI el Camino de Santiago cruzaba el Bidasoa y transcurría a través de la llanada alavesa. La incursión musulmana afectó principalmente a Álava, cuando se inicio la reconquista se recuperó su territorio para la corona de Castilla, históricamente se disputaban esta provincia entre Burgos y Navarra, siendo fundada Vitoria por el rey Sancho de Navarra para poco después ser conquistada por Alfonso VIII de Castilla, debido a este ir y venir, los monumentos más notables que han llegado a nuestros días se encuentran en los aledaños de la capital.
San Juan de Marquínez

El románico alavés es habitualmente tardío y destaca por su ornamentación, la elegancia de sus formas y su gran finura, donde con frecuencia se encuentran fustes tallados con una delicadeza impoluta, sobresale más la belleza escultórica que la arquitectónica.


Portada del Monasterio de Estíbaliz

Entre los templos más destacadas se encuentran la basílica de San Prudencio de Armentia, de factura excepcional, o facturas… Fueron tres los maestros que intervinieron en su construcción, destacando los dos últimos que abordaban temas tan interesantes como el anástasis o la bajada de Cristo a los infiernos.

"El anástasis"

El porche exterior se diseñó en el siglo XVIII confeccionándose a través de varios elementos que se encontraban en el interior de la iglesia...



Hablando del interior, me llamó poderosamente la atención un capitel en que unos animales devoraban a otros animales, entre ellos a una persona cuyas perfectas piernas sobresalen de su boca ¡Fantástico!


 Capitel interior de Armentia

A apenas una decena de kilómetros está el Monasterio de Nuestra Señora de Estíbaliz cuya portada es sensacional, grandiosa, envuelta en un sin fin de detalles que se entrelazan unos con los otros, ese tauro con saeta apuntando a una sirena-ave, todo un despliegue de fantasía y misterio.


Detalle portada Estíbaliz

Voy con el interior, los capiteles ¡¡¡Maravillosos!!! De una forma “florida” se representa el pecado original, el autor de esta maravilla sin duda era amante de las flores, de las plantas... Y de los animales, nunca había visto representada la lujuria a través de un sapo mordiendo los pechos a una mujer.


 Capiteles interiores de Estíbaliz

Otro ejemplo interesante es la iglesia de Santa Columba de Argandoña impregnada del arcano templario.


Argandoña y sus detalles, en la ventana San Pedro va "sin" llave

O Nuestra Señora de la Asunción de Tuesta donde el gótico ya se hace latente, su pórtico está formado por siete arquivoltas, dos de ellas adornadas con motivos vegetales y las restantes con distintas escenas de la vida cotidiana del hombre, con animales, lo mismo en posición horizontal que vertical.



Un conjunto de capiteles figurados que contienen un rico bestiario, de lo más expresivo...




La Sencillez de San Juan de Marquinez y San Juan de Cárcamo...



San Juan de Cárcamo

Cuando nos cruzamos con la ermita de Nuestra Señora del Campo apenas quedaba nada de su piedra original, pero curiosamente, dejaron los canecillos y construyeron sobre ellos, apuntando la altura original de la iglesia y un músico me cautivó.



Canecillo de Ntra. Sra. del Campo

Y no me enrollo más, dicen que una imagen vale por mil palabras, aunque yo en lo que me reafirmo es que las sensaciones por mejor expresadas que estén, que no es el caso, no se pueden trasladar, hay que sentirlas y estos oratorios además de ser libros de piedra tiene el don de de encontrarse en un entorno de fábula, los caminos del paraíso terrenal.


video

7 comentarios:

  1. Es cierto, bruja: una imagen vale más que mil palabras, pero a veces las palabras pueden, con su magia, sustituir a la imagen. Sobre todo, cuando se siente y se presente,a medida que se leen, que es la admiración por una tierra donde el Arte y la Belleza bailan el vals que marca Doña Gaia. Un vals que comienza suave en la llanada, adormeciendo los sentidos, templando el alma para el espectáculo, in crescendo, de sus montes y puertos, siempre cubiertos de brumas y misterios. Y entre medias, viajeros de todas las épocas dejando sus particulares pinceladas. Pinceladas que, como las que nos muestras aquí, recogen algo más que los sentimientos, recogen mundos, estrellas y mensajes aún no descifrados. Son un legado, revalorizado por el mimo de una Natura mucho más que respetable. Generaciones de ojos viajeros que miran y vuelven a mirar, para después alejarse con pena. Pues como bien dices, algunos caminos llevan a Paraísos. Bonitas pinceladas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jolin, yo no escrito tan bien como Juancar piernas largas pero iba a decir más o menos lo mismo. Son unas pinceladas muy bien trazadas!!

    Tendré que volver por Álava, visto lo visto, no he visto casi ná!!!

    Besines

    ResponderEliminar
  3. Hola! ¡¡¡Gracias a los dos!!!

    Baruk guapa lo importante es estar y a ti te siento en cada entrada, es más, a veces, te siento hasta en el camino, piernas largas no te voy a decir lo que opino del uso que hace de su escritura porque ñañañañaña, lo importante de un equipo o hermandad o mejor dicho, para que se único, cada uno tiene que aportar algo y tú eres la creatividad y la imaginación hecha persona.

    Juan Carlos ¡¡¡Qué bien escribes!!! ;D y como ves no soy la única que lo piensa,pinceladas que todavía hoy siguen desvelando historias y tal y como pasan los años, dependiendo de los ojos que la miren, seguirán siendo una fuente de sabiduría y da igual la niebla o el sol, cada una esconde un misterio.
    No he hablado del senda entre Argandoña y Estíbaliz, los caminos que conducen al paraíso.
    Ahora intentaré enviar la entrada los simios, perdón, a mis coleguetas románicos y de paso mando la foto de la lujuria que es una pasada, la mujer con las tetas colgando, creo que sentada sobre un hombre y el sapo, imaginación al poder!!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Hay, señora Bruja, que a su merced le hacen falta unas gafas para los ojos de la cara... -de los ojos del alma no digo nada, que esos los tiene usted en perfecto estado-.
    El capitel interior de Estíbaliz, lo que nos presenta es una mujer que está amamantando una rana y una serpiente, derivación de aquella Madre Tierra que los romanos llamaban "Tellus", o sea el aspecto positivo y generoso de la Naturaleza que nutre a sus criaturas.
    Los simbolistas medievales, que como todas las gentes de su época estaban muy cerca de la Naturaleza -no como nosotros-, continuaron atribuyéndole en ciertos casos el mismo sentido. Así pues, se trataría de la Madre Naturaleza -espejo en que se reflejaba el dios creador-, cuya magnificencia es atacada por los "diablos" -que quieren empañar ese espejo, para confundir a los humanos-.
    Así pues, nada de "personaje" sobre el que se sienta la Dama Natura, y nada de "pecado", ponte los anteojos de ver más allá de lo aparente.
    El románico de Euskadi es muy especial, escaso por comparación con otras comarcas, a veces excesivamente simple, pero no hay que dejarse engañar.
    Se ha destruido mucho y a mansalva, por culpa de una riqueza tardía que proporcionó capital a los "nuevos ricos" para derribar los viejos templos románicos y levantar sobre ellos "espantos" de todo tipo. Ocasión que aprovecharon los propagadores barrocos y decimonónicos del integrismo judeo-cristiano, para borrar cuantas huellas pudieron de las viejas creencias allí reflejadas en piedra. Pero entre los raros ejemplos que han sobrevivido, como Estíbaliz o Armentia, se aprecia que hubo por estas tierras un románico tan rico, en simbolismo y calidad artística, como el que existió en otras regiones.
    Un románico, además, en el que se reflejó de forma especial el alma profunda del pueblo vasco ancestral, un alma llena del verdor de sus bosques, el gris de sus montañas y el azul del mar que, según capricho de Mamá Natura, acaricia con dulzura o golpea con furor las costas del cantábrico mar. Un reflejo que contenía la huella de todos los genios, duendes y espíritus, que habitaron el territorio pirenaico... y todavía habitan, aunque estén dormidos.

    Salud y fraternidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Gracias Alkaest!!! Este tipo de comentario es el que hace que una entrada se enriquezca, así que llevando la contraria a una bruja, jajaja, es broma, en realidad fantaseo más que otra cosa y si hay algo que envuelve Estíbaliz, es más, entre Argandoña y Estíbaliz es la naturaleza, abundante, salvaje y fresca, seguro llevas razón, fíjate, lo que no entiendo por más que imagino es el círculo que tiene en el centro la figura central que a su vez lo sujeta el conejo "humano" ¿Qué es? Y que la palabra pecado la pronuncio por aquello de que aparece en la RAE o por entendernos, vuelvo a decir lo mismo, habrá algo más natural que lo que la iglesia considera pecado ;D
      Un beso!!!

      Eliminar
  5. Guaaaau ! Kalma, tendremos que montarnos una ruta turística por Álava. Todo esto hay que verlo y "palparlo" de cerca!

    Muchas gracias y un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pallaferro sería una pedazo de ruta, sé que estuvisteis el año pasado por allí, un bandido que anda perdido por ahí me mandó una "afoto" de Ochate, pero si no conocéis Estíbaliz, Armentia y Tuesta ¡Hay que ir! Son tres iconos, aunque... Es más primitiva la parte de Kárcamo y Marquinez donde por cierto hay varias cuevas, eremitorios naturales que te sorprenden con alguna tumba antropomorfa, el antiguo camino de Santiago ¡Me alegra que comentes! Con lo grato que es veros por aquí, esta vez me falta el "perdío" pero él ¡Se que está siempre por eso lo quiero! Un beso.

      Eliminar