sábado, 28 de abril de 2012

FUENTE DE FONTESTORBES



“Cuenta la leyenda que en la cueva de Fontestorbes había una gruta subterránea, hoy cerrada por las aguas, donde habitaban hadas, que al bailar sacudían sus vestidos de lino con oro, dando lugar al susurro constante de la fuente.

Un día, una de las hadas le pidió a una mujer del pueblo que le acercase a su hijo, que sin ningún temor accedió a su súplica, en agradecimiento, las hadas le regalaron una varita de oro capaz de hacer realidad todos sus deseos.

Cuando la buena mujer dormitó en el sueño eterno, sus hijos, sin tener en cuenta ningún tipo de sentimiento más que la avaricia, pelearon por ella, ninguno la quería soltar... Y la varita se partió, tornando su aspecto dorado por el original: una rama, no quedando mas que dos trozos de madera que nunca más volvieron a tener poderes mágicos”.

¡¡¡Cómo me gustan las leyendas!!! Y es que un sitio tan brujo desde tiempos remotos ha despertado el interés de propios y extraños, fomentado las fábulas entorno a su presencia.

Lo cierto es que la Fuente de Fontestorbes es una de las maravillas hidrogeológicas más importantes del mundo subterráneo, por su regularidad y singularidad; en ella cobra vida el río L’Hers, al que sustenta aumentando su caudal. Se encuentra cerca de la población de Bélesta y es imposible no admirarla cuando te diriges hacia el castillo de Montségur.

La fuente brota de una cueva a la que se puede pasar cuando el periodo es de intermitencia del agua (de julio a octubre) y siempre mirando el reloj, el camino se sumerge debajo del agua en periodos cíclicos de 10 minutos, nosotros ¡No tuvimos esa suerte!

La acumulación de las aguas de la lluvia en llanura del “País de Sault”, junto a las aguas del deshielo que se filtran en la roca calcárea y se almacena en varios depósitos del subsuelo, dan lugar a este fenómeno.

Un investigador: Alain Mangin, sostiene su propia teoría científica: “El sistema de conducción con la toma de aire hace que se produzca las intermitencias en el caudal de la fuente” pero como soy bruja, puedo explicar pócimas pero no fórmulas... Así que hasta aquí puedo contar de un lugar realmente bello.

4 comentarios:

  1. Que cosas tan curiosas tiene la naturaleza, debe ser toda una experiencia poder ver ese intermitente caudal.

    Y a leyenda, muy guapa. Una varita de oro que cumple tus deseos, que chachi! aunque ...eso son cosas de brujas!!

    Besote

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Baruk! ¡Me alegra verte volar por aquí! La naturaleza y lo que ella esconde es todo un misterio y de vez en cuando te sorprende con cosas tan imprevistas, como bellas. Cuando fuiste a Montségur te cruzaste con ella, no esperaba que de una cueva, en mitad de la pared de la montaña, existiese no una cascada, que es un salto de agua dentro del curso de un río, sino una cueva, donde brota el agua con fuerza, sin más sustento que el agua que se filtra y gracias a ella, el río, es río, o más o menos, jj. Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  3. El agua y su inmenso poder de fascinación, de sugestión, de relax... Hermosa leyenda, que en el fondo me hace pensar que todas las leyendas tienen una base real. Posiblemente, en este lugar existiera un santuario celta y esas hadas no fueran, si no, las sacerdotisas encargadas del santuario. Santuarios donde se celebraban ritos de iniciación, donde los lugares y sus formas tenían una importancia primordial. El bosque, la fuente, el árbol, la cueva...suelen estar siempre presentes y constituyen una 'pequeña guía' para reconocerlos. Por otro lado, no deja de ser curioso lo que me comentas de esta fuente, su emplazamiento, la forma en que surge por la boca de la cueva, la regulación natural de su caudal...Y por supuesto, la dulzura de su sonido original. Un lugar de lo más pinturesco. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola, me alegra que te guste el cantar de la fuente, el agua ¡La fuente de la vida! Juan Carlos un lugar así da lugar a soñar, posiblemente sí estuviese habitado, aunque viendo el caudal... pero sí puedo imaginar a las hadas como sacerdotisas y el agua como cortina trasparente que las cobija y oculta dejando solo la dulzura del sonido el agua. Besotes!!!

    ResponderEliminar