miércoles, 22 de febrero de 2012

RECUERDOS DE CUBA: LA HABANA


 “Mama yo quiero saber de donde son los cantantes,
que los encuentro galantes y los quiero conocer,
con sus trovas fascinantes que me las quiero aprender.
¿De donde serán? ¡Ay mamá!
¿Serán de La Habana? ¿Serán de Santiago, tierra soberana?
Son de la loma y cantan en llano...”

“Mamá son de la Loma” Miguel Matamoros

Esta vez mi escoba supersónica cruza el charco entre fotos escaneadas y recuerdos de una gran aventura en CUBA ¡La Perla del Caribe! Y mando besos a todos mis amigos cubanos, especialmente a Ernesto que nos enseñó La Habana desde su interior.

Universidad de La Habana (Aquí en una manifestación se tomó la foto más conocida del CHE)

Cuba es él son de su trova, donde se han formado músicos de fama internacional y a donde vienen músicos de lugares remotos a aprender  este ritmo tan sabrosón. Famosa es la trova de Santiago, su eco sureño se extiende estés donde estés de la isla, una musiquilla que suena por todos los rincones ¡Siempre te acompaña!  "MAMÁ SON DE LA LOMA"  aunque no me gustaba ¡Llegué a aprendérmela! Incluso una noche que me dejé llevar por el ron la bailé tropecientas veces, quien viene a esta isla ¡Mueve el culo! No hubo día que no la oyese hasta ¡La tomé cariño! Y “Yolanda”, que ya me la sabía y me llegó a cansar…  Aunque también descubrí al gran Benny Moré o mejor dicho le puse cara a éxitos populares como “María Cristina me quiere gobernar” o “Me voy pa el pueblo”.


La isla de la Juventud esta situada en el mar de las Antillas que viene a ser así:


¡Yo quiero volver! Jajaja, aunque no fue mi mejor viaje, en parte una es como las avestruces… El planing fue: semanita en Santiago, donde nació, partió y triunfó la revolución, desde Playa Giron a Sierra Maestra a la Granjita Siboney o el Cuartel de Moncada, que hoy es un colegio, un espíritu del sur que sueña aferrándose a sus creencias, a un tiempo cercano en que la voz del pueblo se oyó y de la que ya solo queda el hilo, conservan desde las barricadas a los tiros en las paredes…

 Granjita Siboney

Otra semana en LA HABANA ¡La llave del nuevo mundo! El centro neurálgico, la urbe más grande y poblada y con una situación estratégica que la ha hecho ser codiciada, a lo largo de su joven historia conocida, por muchos países, en una bahía pronunciada, al abrigo de un puerto natural que ha visto llegar todas las banderas, barcos españoles, ingleses, americanos... Incluso ¡Alguno pirata! Y a ambos vértices dos fortificaciones militares españolas del siglo XVI: El Castillo de los tres reyes del Morro y el de San Salvador de la Punta.


Como en cualquier capital los habitantes son más cosmopolitas, ven la vida con otro realismo, en el resto de la isla los llaman “capitalinos”, con amor, jeje. Una ciudad que te envuelve y te llena, de la que te sientes parte, sus gentes amables y cercanas, cuando miro atrás siento la nostalgia de la brisa marina, de la hora bruja en el Malecón cuya música es el compás de las olas,  incluso, de algún baño refrescante y fortuito…


El Malecón es un espigón que se extiende por el barrio del Vedado, desde el corazón de La Habana al castillo de La Punta. Un horizonte perfecto hacia un lado el mar y hacia otro sus casitas de colores son un capricho:


Cuándo venció la revolución, el patrimonio paso a ser del pueblo ¡Me encanta! Pero pienso que ni eran conscientes, ni mucho menos concienciaron, la clave era que todo era de todos y lo grave es que obviaron el valor artístico, la mayoría de los palacios son corralas, se han remodelado de acuerdo con las necesidades del momento y no se ha tenido en cuenta nada. En la actualidad he visto en algún documental y se está restaurando ¡Cuanto me alegro! Era una pena verlo así cayéndose a cachos.

El paseo por esta bucólica avenida muestra a su paso los diferentes estilos de construcción utilizados en las distintas épocas, del colonial de cuando era territorio español al neoclásico cuando estaba bajo el dominio de Estados Unidos.

Algunos de los emblemas de la ciudad datan del siglo XX,  como es El Capitolio, cuya cúpula brilla desde muchos puntos de la metrópoli (la cúpula de la primera foto) o El Museo de la Revolución, antiguo palacio que era la casa personal del presidente derrocado Batista:


En esa época La Habana se convirtió en la capital del juego y la corrupción, se construyeron todo tipo de locales de ocio nocturno: clubes, casinos, suntuosos hoteles como El Habana Libre y el más imponente El Hotel Nacional de Cuba y como soy muy mala y mafiosa, jaja, diría que el más hermoso de los construidos en ese siglo, en pleno apogeo yanqui el lujo y el poderío reluce en su blanca silueta, por aquí pasaron personajes de la talla de Al Capone, aquí se jugaba, se traficaba... En la cafetería hay fotos de lo más florido y hermoso, figuras como Winston Churchill, Frank Sinatra, Ava Gardner, Gary Cooper, Luis Miguel Dominguín... Se han alojado aquí ¡Lo más sanito de cada casa! Y desde arriba a vista de pájaro:


El Malecón ofrece mucho que ver a lo largo de sus cinco kilómetros y es la llave de una de las puertas que conduce a lo más preciado, el centro colonial más importante del Caribe y el más antiguo: LA HABANA VIEJA, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


También conocida como “La Ciudad de las Columnas” a raíz del libro de Alejo Carpentier que es una desesperada declaración de amor a esta ciudad y cuando te adentras en el casco histórico lo entiendes, las plazas porticadas que te remontan al pasado.



La roca gris que se entremezcla con fachadas modernas, los estilos de todos los reinos que la poblaron, un reflejo arquitectónico de la mezcla cultural del país, españoles, británicos, franceses y estadounidenses han puesto aquí su piedra, a veces, una encima de otra.

Andar y perderte entre sus calles, tomar unos frijoles en la Bodeguita de En Medio o ir a parar a la plaza de la Catedral, un bálsamo para los sentidos.

 Bodeguita de En Medio

La última semana la pasamos en Varadero, que sobraba en principio, queríamos conocer un país, su pueblo, sus costumbres… No necesitábamos un trocito de cálido Atlántico, que por cierto aquí pasa lo que en playa Bávaro (República Dominicana) no es Caribe, el mar de las Antillas es el que se encuentra en la otra costa, la interior.

Pero al final y sintiéndolo mucho ¡¡¡Quería ser turista!!! ¡¡¡No quería ver nada más!!! Me daba igual Varadero que cualquier cayo salvaje de los que rodean la isla, aunque no quiero entrar ni en mí cobardía y mucho menos en mí impotencia.


De soslayo diré, porque al final voy a parecer facha, nunca, jamás estaré de acuerdo con el bloqueo de un país, Cuba debería ser como esa mezcla espitosa de ron y cola ¡Libre! Pero ¡Totalmente libre! Mucho ha pasado desde el gobierno de Batista bajo en mando de USA, mucho ha pasado desde la meada más famosa de la historia a la estatua de Lenin y ahora, la presión internacional debería de cesar y el pueblo debería elegir, tener la libertad de votar, su forma de gobierno dictatorial hace que lo que en principio fue la mejor de las utopías en el presente sea su propio cerco y no lo merecen.

La revolución tuvo muchísimo de bueno, lo mejor la reforma social, tanto en el sistema sanitario como en el educativo, los cubanos cuando migran raramente los encuentras en un trabajo para el que no se requiera más conocimiento que desarrollarlo, es gente preparada y formada, a diferencia de sus vecinos latinoamericanos.

El principio y el final del cuento no cuadra... Si lo que piensas es en hacer una dictadura por más comunista que sea…,  no sé, en Guinea, por ejemplo, lo primero que hicieron fue matar a todo aquel que sabía leer y escribir, no interesaba la gente culta, se presume que “piensa” más… Esto me hace creer que la primera intención era buena y cuando triunfó la Revolución fue lo mejor que le pudo pasar al pueblo, aunque su evolución ha sido humana, alguien llega al poder, piensa que lo merece y no da opción.

Al final a la entrada la tenía que haber llamado: voy a hacer política en Cuba,  aparte de dimes y diretes, si queréis conocer un sitio completamente diferente donde el grito de libertad está latente, tanto que te purifica y lo vives, disfrutar de playas vírgenes de arenas blancas, de islotes salvajes donde acceder a su corazón entre la jungla es imposible, si queréis bailar al compás de una música que embriaga como el ron  y confundirte con un pueblo agradable y próximo ¡Cómo si los conocieses de toda la vida! ¡Bienvenido al paraíso terrenal! Y termino con una frase que resume todo ¡¡¡ESTA TIERRA ES 100% CUBANA!!!

8 comentarios:

  1. ¡Caramba, bruja! ¡Es cierto que tienes una escoba supersónica!. Cuba es la perla del Caribe, el Mito hecho Música a golpes de corazón; el color, el ritmo...y también un niño maduro que pide a gritos poder crecer. Puede que los barrotes del Paraíso sean de oro, pero no dejan de ser barrotes. Cuba necesita una Democracia, expandirse al mundo como una flor en primavera. La primavera cubana. Los sueños deben de ser para todos, no sólo para los turistas. Es la espinilla de Cuba. Pero estoy seguro de que nunca voló a la isla una bruja con un corazón tan grande como el tuyo. Por eso intento imaginarme la gran cantidad de amigos que dejaste allí y mira tú, hubiera dado cualquier cosa por verte marcarte esos bailongos. La vida en los pies de los cubanos, las viejas casonas coloniales, con su arte propio, victoriano, derrochando riqueza sanguina a raudales, las olas deshaciéndose en espuma contra el rompeolas, el viejo José con la guitarra entre las manos y una machorka rusa en los labios....Un viaje al recuerdo, bruja. Todas las emociones son una en Cuba. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juancar! Y ¡Me gusta tú comentario, gracias! Como sabes soy "de culo fácil" jaja y el calor y esa forma tan "azucarada" de hidratarse influía y bastante. El idioma hace mucho, en Santiago estuvimos comiendo en casa de unos niños que habían estado de acogida unos meses en Madrid y no voy a entrar... Solo decir que te dan lo que no tienen, no me gusta el plátano frito y dejé un trozo y recuerdo a un niño diciéndome que si no quería algo lo dijese antes. Un país al que viajas y ni siquiera conoces la moneda nacional, miento, tengo 1 peso con la cara del Che por el que pagué 10 dólares, un sitio donde existe los mercados vacíos con colas kilométricas cuando traen pan, con cartilla de racionamiento y al lado tiene una turi-tienda con todo lo que necesites a precio de oro y en dólares. Un sitio que tiene taxis y turi-taxis... En fin, tuve algún puntillo que casi me echan, pero sus gentes ¡Merecen la pena! Se buscan la vida como dios, es impresionante el humor y el arte ¡Viva Cuba! Un besote.

      Eliminar
  2. Espectacular tu entrada, Cuba no deja indiferente a nadie. Aquí te dejo una canción de Frank Delgado para que te sirva de "banda sonora" sobrevenida. Un abrazo.
    Oscál

    (cómo me decían en Cuba durante los quince días que estuve en noviembre de 1995)


    Salud. http://www.youtube.com/watch?v=FNy_FQ4qfKc


    Yo era un trova-tur en la Habana,
    filántropo de los basureros
    y me pasé las noches y el alba, negra,
    cantando sólo para extranjeros.

    La moneda con que me pagaban
    no cabía en ningún monedero
    por eso cuando me registraban, baby,
    no podían encontrarme el dinero.

    Yo era un virus tropical,
    latinlover comunista
    traficando con la revolución
    y con sus puntos de vista.

    Mezcla de Eusebio Leal
    con ministro sin cartera.
    Yo lo mismo citaba a Carlos Marx
    que a Doña Lydia Cabrera.

    Yo las llevaba al Malecón
    y muy serio les mostraba
    donde fue que desembarcó Colón
    junto a Rodrigo de Triana.

    Y donde Hemingway pisó
    adoquines de madera
    y para colmo cantaba en la mayor
    "Guajira Guantanamera".

    Eu falando portugués
    pasaba por brasileño
    pero fui sorprendido en un hotel
    cuando imitaba a un porteño.

    Me viraron al revés,
    me apuntaron en la lista
    y me dijeron: si te quieres perder,
    vuélvete a hacer el turista.

    Y Dios que es la inconsciencia de mi alma
    me castigó por ser tarambana
    y un día de octubre en medio del viento, baby,
    yo me casé con una cubana.

    ResponderEliminar
  3. En la Habana nací yo
    debajo de una palmera,
    allí me echaron el agua,
    ¡ niña de mi corazón¡,
    allí me echaron el agua
    cantando la habanera.

    Cuando se entra en Cuba
    por la Bahía,
    se entra en el paraíso de la alegría.
    De la alegría, niña,
    de la alegría,
    cuando se entra en Cuba,
    por la bahía.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. De nada sirve ya, hacer política-ficción. La historia es la que es, y no no hay vuelta. El Imperio Yanki lleva años martirizando sin compasión al pueblo cubano, "porque no se rebela contra los tiranos que lo gobiernan". Por esa regla de tres, habría que proporcionar idéntica medicina al pueblo yanki. Pero mejor no entremos en discusiones políticas, que es lo que quieren los políticos para mejor dominarnos.
    Sin embargo, una cosa advierto a quienes puedan: visitad Cuba ahora, porque el futuro es muy incierto.
    Que nadie se haga ilusiones, cuando el régimen actual caiga, -como han caido tantos otros que se las daban de eternos-, los "mandamases" que vendrán detrás no serán mucho mejores, quizá hasta peores porque yankilandia estará detrás.
    Así que ya sabéis, obviando ideologías políticas es el momento de visitarla, ahora que todavía sobrevive el "sabor" de la isla.
    Luego, cuando la zarpa del Gran hermano yanki se apodere de "su" isla, y vuelvan los mafiosos de antaño, todo se habrá perdido. Que nadie se haga ilusiones, sobre el futuro "democrático" post-revolucionario.

    Salud y fraternidad.

    ResponderEliminar
  5. Hola! ¡Me alegra veros por aquí! Y gracias por los comentarios.
    Oskar, hemos hablado hoy en la cafetería ¡Cuba es especial! Y leyendo la letra, que querrá decir con: "La moneda con que me pagaban, no cabía en ningún monedero, por eso cuando me registraban, baby, no podían encontrarme el dinero." jajajaja, ¡Jinetero, jinetero!
    Malvís, es el paraíso de la alegría, es impresionante como lo están pasando y su humor, su gran sonrisa, y me viene al coco pensando en la bahía, jajaja, hay un barco, como un galeón, que es una discoteca nocturna, zarpa creo recordar a las 12 de la noche... Una noche fuimos 5 y pensamos que la bebida dentro iba a ser "un clavo" y compramos un par de botellas de ron, claro al llegar no nos la dejaron pasar, llegamos un cuarto de hora antes de partir y nos pinplamos las 2 botellas y nos sobró tiempo, jajaja, eso fue como un ¡Al abordaje! ¡Qué alegres recuerdos!
    Ay Alkaest que me temo que llevas razón ¡La historia de la humanidad! De hecho no he hablado de Guantánamo y ese rincón de Cuba siempre ha estado invadido, de ahí no se han ido pese a que infringen el derecho internacional. Tengo la esperanza de que algún día la desbloqueen y el pueblo pueda elegir quien les represente, pero como dices, la mano yanquie es la que "mece la cuna". Cuba enamora a propios y extraños, es tan bella y especial que a la que se descuide otra vez la colonizan sin colonizar.
    Besotesss!

    ResponderEliminar
  6. Pero que bruja eres! si has llegado hasta Cuba y todo, bruja más que bruja!

    Excelente entrada, me ha encantado de verdad, chapeaux.

    Besos

    **

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Baruk ¡Qué guapa eres! Y gracias, aún con fotos antiguas Cuba siempre es bella como una perla, es fácil que salga bonita como es ella y quien va viene con añoranza de una tierra, que aunque no sea la propia, te cautiva. Besotes.

      Eliminar