martes, 20 de octubre de 2015

EL EROTISMO EN LAS IGLESIAS ROMÁNICAS


Hablar de erotismo e iglesias parece una contradicción, la religión católica dota al sexo con el rango de pecado capital, por lo que las escenas lascivas en principio no están bien contempladas, pero más que en principio es en final, es la vista del presente la que hace que algunas secuencias nos cueste relacionarlas con lo místico.

En el ROMÁNICO sí son frecuentes las escenas con más o menos contenido sensual, con aparente inocencia se representa en varias ocasiones a la lujuria a modo de bailarina, contorsionista o la niña o mujer tirándose del pelo y los desnudos, nunca carentes de simbolismo, referentes al pecado original.


Pero cuando hablo de erotismo no me refiero a imágenes sutiles sino explícitas, de las que dejan poco a la imaginación:


Tallas se suceden en algunos templos del norte de la península de forma dispersa. Esta dispersión se condensa cuando llegamos a la cuna de Castilla, en la antigua Merindad de Aguilar de Campoo y su entorno se multiplican.


Territorio limítrofe entre la Comunidad de Cantabria y las provincias de Palencia y Burgos,  y toda una concentración de ejemplos de este estilo, tanto, que la mayoría de las iglesias de algún u otro modo están provistas de algún detallito, como detalle es que están situadas en pleno Camino de las Estrellas.

Esto también sucede de manera habitual en los límites de Segovia, Soria y Guadalajara, otra de las delimitaciones donde más actividad se registraba en la Edad Media y no soy de las que creo en las casualidades geográficas.


Pongo esta foto como catálogo de los templos que contiene el vídeo:


No poseo conocimientos suficientes para aseverar el porqué de esta cuestión, aunque dándole vueltas puede obedecer a varios factores.

La explicación más ortodoxa es que cuanto más realismo en la escultura más claro vería su objetivo el pueblo, que no sabía leer, como si de un libro se tratase reflejaban las enseñanzas de una fe nueva. Esto se me cae por completo en las numerosas iglesias del Valderredible y cuando tengo de frente la Colegiata de San Pedro de Cervatos no puedo evitar la burrada ¡Ríase el Kamasutra! Tan ilustrativa que para mí que en este caso la enseñanza tiene que ser otra.


Puesta en situación pienso en la reconquista, del siglo X al siglo XII fue una época de grandes gestas donde es factible que la natalidad más que mal vista fuese necesaria, nuevos guerreros para la causa.

Cabe la posibilidad que una religión que gana adeptos no le importarse convivir en origen con las pautas establecidas por las civilizaciones antiguas, muchas politeístas y matriarcales, donde la fertilidad y todo lo que la fomentase era un regalo.


O incluso y por su ubicación, en la zona más concurrida del Camino de Santiago y visto desde el hoy, en las autovías más transitadas hay lucecitas rojas que anuncian el oficio más antiguo del mundo, que en el medievo, se practicaba en los albergues que cobijaban a los peregrinos, incluso, en algún que otro convento, siendo generosa con el clero, porque alguno era un auténtico lupanar.

Sin ahondar más en el tema y dejando los tabúes fuera, hasta que no se instaló la renaciente iglesia católica y cobró poder no se demonizó el sexo, algo tan animal, como natural.

Para acabar, agradezco la colaboración de Juan Carlos Menéndez Gijón, peregrino y administrador de varios blogs, entre ellos "Románica, enigmas del románico español”, donde encontrar muy buen románico, que a través de nuestras tertulias y de muchas de sus fotos ha contribuido en la realización de esta entrada.

5 comentarios:

  1. Como ya te he dicho en otra ocasión, puede que se trate de lugares donde se hacían prácticas de alquimia basada en la energía sexual, como en el tantra y que esa fuera la manera de "anunciarlas".

    ResponderEliminar
  2. Como ya te he dicho en otra ocasión, puede que se trate de lugares donde se hacían prácticas de alquimia basada en la energía sexual, como en el tantra y que esa fuera la manera de "anunciarlas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marián y ¡¡¡Gracias!!! Sabes, como me llaman bruja la teoría de la energía tan pura y positiva que se obtiene del sexo y la posibilidad de que fuesen sitios donde se hacían estás practicas es la que no he puesto y sí, que no creo en coincidencias geográficas y ... Cuando Veo Cervatos, Nía... Todas al lado una de la otra y que son tan claras, que saltan a la vista más que cualquier anuncio publicitario, sumado a un entorno natural idílico, el verde, las montañas, el agua, un paraje que te llena de energía, especial, y que nunca pasó desapercibido, pues sí, que mejor sitio para practicar la alquimia si todo él es magia.
      Un beso grandote!!!

      Eliminar
  3. En mi opinión, esta puede ser una de las muchas explicaciones valorables, que habría que tener en consideración cuando se habla de este tema, aunque creo -y también me parece correcto lo que aseveráis-, que hubo lugares específicos. Y hablando de conexiones orientales, el tema tendría su coincidencia o paralelismo, con esas fascinantes pinturas eróticas que hay, por ejemplo, en ciertos lugares de la India (como Ajanta). A tal respecto, y con tu permiso, bruja, te pongo una cita textual de Mircea Eliade, que creo que viene al pelo con lo que se está exponiendo: '...una nota de su Diario del 5 de abril de 1947 a propósito de los frescos de Ajanta: ¡La sensualidad de estas imágenes fabulosas, la importancia inesperada del elemento femenino!. ¿Cómo es posible que un monje budista pudiera 'liberarse' de las tentaciones de la carne, rodeado de tantas desnudeces soberbias y triunfantes en su plenitud y en su belleza?. Sólo una versión tántrica del budismo podía aceptar semejante elogio de la mujer y de la sensualidad'...(Mircea Eliade: 'La prueba del laberinto'. Aplícalo a este entorno, aquí en occidente, y verás que después de todo, no hay nada nuevo bajo el sol, sino diferentes máscaras que ocultan una única verdad. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias a ti también, en Marian y tú traéis el tranta y hoy es la cuarta vez que lo oigo, Teresa, una profa mía, me ha estado hablando de este tema también, decía que debería mirar o contrastar con otras religiones, con otras tradiciones y así vería que seguro hay paralelismo. La energía que produce el sexo es algo que está en el ambiente, al menos durante unos minutos, todos es un estado de placer, de felicidad, que genera buen rollo o buena energía. Los frescos de Ajanta, sí los conozco aunque apenas sé de ellos, la nota es bonita, solo un monje budista podría contestar así y sí, si lo trasladamos a occidente, desde luego que no hay nada nuevo, más bien mucha actividad natural prohibida, tabú.
      Besos!!!

      Eliminar