miércoles, 14 de mayo de 2014

LA CUEVA DEL AGUA (TÍSCAR)-SIERRA DE CAZORLA


En la lejana Edad Media, cuenta la leyenda, que los musulmanes artífices y habitantes del inexpugnable castillo de Tíscar, pensaban que el motivo de la contienda con los católicos era la talla de la virgen María que obraba en su poder.

Castillo y Santuario de Tíscar

Para hacerles retroceder en la lucha, despeñaron la imagen desde las Almenas cayendo en una cueva que se encuentra a los pies de la montaña.


Tantas veces la tiraron, tantas veces volvió a subir, provocando la ira del emir Mohammed Andón que con su sable la hizo mil añicos. Cuando el ejército liderado por el Infante Don Pedro conquistó la fortaleza, tomo cuenta de lo sucedido, recogieron los pedazos y los mandaron a Toledo para recomponerla, pero milagrosamente, la Virgen estaba ahí, entera, en la gruta donde apareció.


LA CUEVA DEL AGUA también conocida como la Gruta de la Virgen, es una formación caliza que se crea en un estrecho barranco y que en muchos sitios se encuentra a cielo abierto, un vergel repleto manantiales en el que se han encontrado pinturas rupestres, la huella sus primeros habitantes.

En su interior el agua rezuma por todo lugar, hasta las paredes de la montaña sudan. Se accede a la misma por un túnel cortito, de unos 10 metros y bajito, apenas 1 metro, una vez superado entras en un rincón paradisiaco, un espectáculo del líquido elemento donde es imposible no mojarte los pies, hasta en las escaleras “llueve”.

video

El río Tíscar juguetea en las entrañas del Monte Caballo modelando un paraje fascinante, gota a gota, con el paso de los miles de años, ha esculpido en sus muros estalactitas, de forma caprichosa aparece y desaparece, se precipita filtrándose en la roca creando a su paso cuevas, fuentes y cascadas.


Cercana a la población de Quesada, no es tan popular como bella, y me sorprendió, un Santuario de la Naturaleza en el último coletazo de la Cordillera Prebética.

6 comentarios:

  1. Eso te da una idea, bruja, de que cuando a la Virgen le gusta un sitio, no hay quien la mueva. No hace falta que te preguntes por qué será: la respuesta la tenemos ahí, en estas fotos y este vídeo que nos trae la maravillosa belleza de un lugar único, una de esas venerables arterias de la Gran Madre, repleta también de un telurismo muy particular. Un telurismo que no sólo fue conocido por las diferentes culturas que habitaron las cercanías de ese lugar, sino que también fue aprovechado, digámoslo así, en plan festivo campechano, por 'moros y cristianos'. Y mucho me equivocaría si por allí no anduvieron esos guerreros místicos que en el fondo fueron también los templarios. Pero seguro que el Magister nos ilustra. Ahora bien, aquí lo importante es lo que en realidad nos estás mostrando: la magia de uno de los lugares más espectaculares de la Península. Si cuando digo que tienes un ojo infalible,,, Preciosa entrada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Siempre he pensado que otra cosa no pero buen gusto la Virgen y Jesús sí que tenían, sino echa un ojo a donde se hacían el chabolo jaja, no hay monasterio que no pose en un paisaje singular, bello. El principio de la leyenda es que la virgen estaba en la cueva y Mohammed Andón paseaba por allí cuando se le apareció y le anunció que dejase las armas y abrazase el cristianismo, él la cogió y la subió al castillo para ver que pensaba su pueblo y sigue como empiezo la entrada, tantas veces para abajo, tantas veces para arriba.
      He dudado en poner la entrada porque este sitio es de los menos conocidos de Cazorla, apenas hay gente visitándolo y créeme que es precioso, todo un santuario de la naturaleza, cuando pasas el túnel es como entrar en el paraíso, los manantiales, el agua, la vegetación... La energía que trasmite el silencio del agua.
      Besotes!

      Eliminar
  2. Lo entiendo: a veces cuesta hablar y dar demasiadas referencias de lugares, precisamente porque hay mucha gente que no sabe disfrutar y sobre todo y más importante, no sabe respetar. Pero también hay mucha gente respetuosa, que sin duda agradecerán esta entrada y procurarán recorrer esas inmejorables sendas que han tenido la oportunidad de conocer a través de tu mirada. En ese sentido, tal vez el riesgo compense siquiera la felicidad de unos pocos...Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que confiar en que como animales que somos sabemos cuidar nuestro entorno, o algo así, por cierto ¡¡¡Buen viaje!!! Y a la vuelta me haces feliz con el libro, dedicado por el escritor y el investigador medieval, por supuesto, un besote!!

      Eliminar
  3. La leyenda de la Virgen en la gruta me ha hecho recordar los santuarios prerromanos. Estos hallazgos deben tener su origen en los antiguos santuarios, donde se acudía para hacer rogativas a los antiguos dioses.
    Me gustaría meterme por esa Cueva, lástima que en verano no es lo mismo (lo digo por el agua).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Atazina! Me alegra el comentario, gracias. Llevas razón, las pinturas rupestres son la huella de las primeras civilizaciones que se reunían allí, un antiguo eremitorio donde se juntaba la comunidad a rezar, hablar... Un lugar donde confluyen todos los elementos. Imagino que agua en verano tendrá pero bastante menos, ahora, en Jaén lo del baño en verano ¡Hace! Besos.

      Eliminar