jueves, 24 de octubre de 2013

LAS IGLESIAS LUCIÉRNAGAS-RIBEIRA SACRA

Eso de copiar y pegar hace que me cundan más las entradas ;D


Y como me gusta compartir los sitios que me molan y además en la red no he visto casi información de esta senda… Érase la ruta de “Las Iglesias Luciérnagas”, donde muchas de sus "lucecitas" se encendieron en los siglos XI y XII, incluso antes: "San Pedro de Rocas" su origen es rupestre siglo VI ¡Un canto a la piedra!
La ruta fué creada con el objetivo de disfrutar de algunos templos tanto de día como de noche


Para formar parte de este selecto grupo la iglesia tendría que tener una serie de requisitos:

-Tener sonido interior: una ambientación sonora que transmitiese sensaciones

- E Iluminación artística.

Empiezo con estos dos porqué es lo que menos percibí y no hablo de no sentir sensaciones ¡Ni mucho menos! Hablo del sonido ambiental tipo cine, que por más que lo logren… no lo oí y tampoco ví una iluminación extra, sólo toda la luz que ese día Lorenzo nos quería regalar, aunque esta bruja no las voló de noche.

Y por otro lado y estas condiciones las dan con creces la monumentalidad de la obra y sobre todo ¡¡¡DE SU ENTORNO!!! Que no necesita más espectáculo para recrear el espíritu, Gaia está presente a cada paso dando un toque que hace única a esta tierra.

Se encuentran perdidas en bosques de robles y castaños milenarios y CARACOCHAS o castaños huecos que parecen salidos de una fábula, como casitas; Sobre los cañones, convirtiéndose en miradores de excepción, la mirada del tiempo; Al margen del río, con fuentes de aguas claras y frescas, donde mirarte como espejo.

Las iglesias que comprenden este itinerario son las más representativas de la Ribeira Sacra, que no las únicas, en Galicia hasta la lluvia es arte, pero en estos santuarios se encuentra toda la esencia de un sitio donde perderse, a mí ¡¡¡Me encantaron!!!
4 Se encuentran en tierras de Orense o las otras 6 en tierras de Lugo, al "otro lado" y por lo menos un día para cada orilla, que yo necesité algo más, ir y no pasear por los bosques... Y sin más charla os las presento:



Santo Estevo de Ribas de Sil (Orense)

Santa Cristina de Ribas de Sil (Orense)


San Pedro de Rocas (Orense)


Santa María de Montederramo (Orense)


San Vicente de Pombeiro (Lugo)


Santo Estevo de Chouzán (Lugo)


San Miguel de Eiré (Lugo)


Santo Estevo de Ribas de Miño  (Lugo)


San Paio de Diomondi  (Lugo)


San Nicolao de Portomarín (Lugo)

Aquí un vídeo con algún detallito más:

video

domingo, 20 de octubre de 2013

RIBEIRA SACRA (ORENSE-LUGO)

“Miña terra Galega” empiezo esta entrada con el título de esta canción de “Siniestro Total” ¡Galegos de pro! Y donde con pocas palabras te trasmiten la morriña de quien está fuera de un hogar tan propio.


Galicia, una tierra llena de leyendas, historias, rincones, dulce como una muñeira, como sus gentes ¿Habrá gente más amable que la galega? Son atentos, cariñosos, te explican todo con una sonrisa y por cierto, el mejor mapa ¡Un lugareño! Olvídense de las señales, te anuncian un monasterio 10 km. antes y luego salen 20 desvíos y no te lo marcan, es imposible no perderse varias veces, los de fomento ¡Unos cachondos!

Un paisaje suave pintado por una paleta de verdes, verdes cálidos y fríos ¡Toda la gama de verdes! Y donde el cielo es siempre gris… Menos un día ¡Nos llovió todos! Fresca como el agua de la lluvia.


Y mi vuelo lleva a la “Ribeira Sacra” de la que Júpiter se enamoró y Juno celosa de tan hermosa tierra, abrió una brecha en su bello rostro, dando origen a los cañones del Sil, una orilla Lugo y otra Orense ¡Me gustan los diretes!


La forma que se me ocurre de delimitar esta comarca… ¡Donde el Miño y el Sil se abrazan! Tras un serpenteante y duro recorrido a través de gargantas, formando desfiladeros de gran altura, hasta 300 metros, creando a su paso un espacio natural tan espectacular como único, no es de extrañar que desde el principio de los tiempos esta tierra fuese habitada por poblaciones eremitas, por los druidas.

Cómo me gusta mirar la mañana al despertar desde la ventana y ver un paisaje encantado, las nubes andando de puntillas sobre los viñedos, que dan su fruto húmedo, regado por la calima embrujada ¡Tierra de grandes caldos!


Bosques hechizados entre robles y castaños milenarios donde la imaginación se echa a volar presintiendo todo tipo de seres, ngomos, duendes y meigas, una vegetación tan mágica, que adentrarse es como entrar en un cuento, en otro mundo.


Una de las teorías de su nombre “Ribeira Sacra” es la cantidad de monasterios e iglesias que en esta comarca afloran por todo lugar, desde arriba de los cañones, siendo miradores de excepción: Observan el tiempo y el horizonte, ha a orilla del río, a en un pueblo, a escondido en la floresta...

"Santa Cristina" (Orense)

Es imposible ver tanto arte concentrado en el mismo sitio, celta, medieval, renacentista, pero si hay estilo que destaca es el románico, en todos los sitios en todos los lugares.

Iglesia de Bomente (Sober-Pantón-Orense)

Haré varias entradas, porqué son impresionantes, los detalles, la simbología, la descendencia celta.

"San Estevo de Miño" (Chantada-Lugo)

Pero me gusta mucho más la denominación de “Roboyra Sacrata” del latín “robur” o roble, como se conoce esta zona en “Montederramo”, donde en su monasterio se encuentra la primera mención escrita de esta comarca ¡El inicio! y que remonta a 1124, aunque hoy lo único que queda de esa época es el suelo, lleno de lápidas y el emblema donde el roble sobresale como el árbol fuerte y sagrado.

"Monasterio de Montederramo"

Y ahí, en el principio, surgió la magia… La casualidad o destino que nos une, jajaja, ni idea tenía de que Ana habitase por allí, sabía de su debilidad por esta tierra, pero no que la morase y más, si cuando la digo que voy el puente dos meses antes me dice que ella “se va al verano” jajaja, esta bruja no es tan brillante porqué pensé que vivía allí en verano, pues no, nada más lejos ¡¡¡Es la guardiana de Montederramo!!! Estar con ella, conocerla… ¡Una pasada! Y sus “elixires” de arándanos ¡Néctar de los dioses!

No me quiero enrollar más y no sé como resumir, me faltan palabras, es casi imposible describir la cantidad de sensaciones y momentos que te brindan una semana de vacaciones así que lo plasmo en una secuencia de imágenes:


Y acabo, con la melodía que empecé:

“Donde la lluvia es arte y Dios se echó a descansar”
Y el enlace, por si queréis oirla:
http://www.youtube.com/watch?v=t02dFZI7nw4

ENTRADA ORIGINAL: BLOG A POR TI ¡¡¡DÉJATE LLEVAR!!!

martes, 1 de octubre de 2013

COSTA DE LA MUERTE-TATTOO


"Me salpicas con espumas inundadas de misterios,
de otros tiempos y distancias,
con lamentos de promesas
que perdieron sus palabras
en tus bajamares inmensos..."

Este post tiene que empezar con poesía porque poesía es el mar y cada ola un verso.


Traigo un vuelo a Galicia, donde habitan en sus tupidos bosques mis hermanas meigas ¡Tierra de tradición y leyendas!


Y me dirijo a su litoral más bravo, más latente,  LA COSTA DE LA MUERTE.


Se extiende por la costa noroeste de La Coruña, desde la población de Malpica:


A Fisterra:


Un sitio habitado desde la noche de los tiempos:

Castro Celta A Cidá (Borneiro)

El final más deseado del “Camino de las Estrellas” que emprendían desde todos los rincones de Europa el pueblo Celta, buscando el punto donde acaba el día y vuelve a nacer, donde el sol moría y renacía con una luz nueva, ese lugar mágico que durante muchas lunas fue el último sitio existente, donde en muchos, muchos siglos, se creía que era el “fin de la tierra” o “el fin de la vida”, en una tierra que hasta entrado el siglo XVI no se perfiló como redonda, a pesar de la vara que dieron los griegos, incluso el propio Cristóbal Colón, se mantenía que el globo terráqueo no era globo, era plano, un rectángulo terrenal limitado por el mundo conocido, imaginar los barcos llegando a este punto…


Tras la estela de los Celtas llegaron otros pueblos siguiendo sus huellas que perduran hasta la actualidad, todo peregrino que se precie, tras coronar la Catedral de Santiago se dirige al Faro de Finisterre:


Una vez allí, se deshacen de sus botas, algunos las lanzan al mar, lo importante es dejarlas atrás...


Otros, como si de una pira de deseos se tratase, queman las ropas con las que han realizado el camino, costumbre a la que añadiría un mal direte


Incluso la iglesia, en su afán de santificar, convirtió esculturas celtas en símbolos cristianos, como la conocida  “Pedra da Serpe”:


A la que además de plantarla una cruz se extendió la fábula de que en la aldea de Corme había gran cantidad de serpientes y que un día San Adrián en sus oraciones  pisó fuerte con el pie (este santo debió de ir a la hoguera) encantando a las bichas y transformándolas en piedra ¡Animalitos! Y dejando constancia de que aquí los primeros: el clero, cómo no!!

Son muchas las cruces que salpican este lugar en honor a las gentes que aquí han perecido, a los percebeiros que para obtener este manjar se juegan la vida literalmente, siempre me he preguntado porque no van a mariscar con la marea baja y tiene una explicación sencilla, para que el percebe tenga “cuerpo” tiene que estar aferrado a la roca y esto se produce con la plena y dura mar.


El propio nombre de este paraje ya da que pensar y no es en vano, dicen las gentes del lugar que su fondo alberga un gran cementerio marino debido al gran número de naufragios que aquí han acaecido, incluso, que existe una ciudad sepultada en sus profundas aguas… Un mito de origen celta cuenta que los lugareños, en las noches de temporal, sacaban sus bueyes con un candil colgado de sus cuernos y los llevaban a los límites de los acantilados,  las embarcaciones veían las luces moviéndose, balanceándose por el andar de los pesados animales y les daba lugar a engaño… Pensaban que eran otros barcos que iban al cubierto de la bahía, y en la confusión de la tormenta las seguían y se convertía en una trampa mortal, acabando varado en los escollos, ahí los paisanos iban a tropel y saqueaban los buques, piratería iluminada ;D

Lo cierto es que en este litoral se han producido a lo largo de la historia muchos, pero que muchos hundimientos, creo que a todos nos suena “El prestige” y los “hilillos de plastilina” y aprovecho para decir ¡¡¡NUNCA MÁIS!!! Este ha sido de los últimos y se convirtió en una catástrofe natural difícil de olvidar para una población pesquera y cuyo mayor tesoro es el mar.


A pesar de todos los avatares del destino, es de los lugares más fantásticos de la península, como dice la canción aquí  “la lluvia es arte y dios se echó a descansar” y no es de extrañar, siendo el lecho del astro rey, donde todos los días el sol se va a dormir.