domingo, 8 de septiembre de 2013

MONASTERIO DE PIEDRA, EL ESCONDITE DE GAIA


Siguiendo el rastro de mis pisadas y como continuación de la entrada anterior traigo al blog uno de mis sitios favoritos: EL MONASTERIO DE PIEDRA, EL ESCONDITE DE GAIA, de los rincones más bellos de la península donde existe un mimetismo especial entre la naturaleza y el arte.


Situado en el Sistema Ibérico en la población de Nuévalos, al sureste de la provincia de Zaragoza, aún recuerdo la primera vez que lo visité, toda una frondosa sorpresa, nunca hubiese imaginado semejante umbría en la árida comarca de Calatayud.

El Vergel

La extensión que comprende el parque natural rezuma frescura, es como los panes y los peces, la arboleda se multiplica: alisos, chopos, fresnos... El agua corre juguetona por todo lugar, encañonada entre muros calizos, derramándose en las praderas, entra y sale de la montaña y se precipita al vacío, creando en su esparcimiento grutas y saltos fabulosos, por donde quiera que estés el cantar es del líquido elemento.

Cuenta la leyenda que EL RÍO PIEDRA esculpe todo lo que encuentra a su paso petrificándolo, cincelando formaciones tan mágicas como la propia natura.


Lo cierto es que nace en el Señorío de Molina (Guadalajara), sin caudal alguno, casi seco. Cuando pasa a la Comunidad de Aragón se le unen varios manantiales y resurge tomando cauce. Sus aguas tiene una abundante condensación de carbonato cálcico, desde que emana lo va acumulando a su curso sobre el fondo, en la arena, en las plantas, en la roca… Produciendo una corteza de cal, que, con el paso del tiempo y el depósito de sedimentos, crece y crece ¡Petrifica!

Los Vadillos

El área protegida está debidamente indicada y habilitada, distintos caminos te conducen a todos sus trazos, incluso indican alguna dirección prohibida, no tiene perdida, en un par de horas se realiza el recorrido. Cuando accedes te facilitan un mapa y a la vista es como si se tratase de un parque de atracciones acuáticas diseñado por el más caprichoso de los arquitectos.


Lo asombroso es que es tal cual al dibujo del plano a lo grande y que poco ha tenido que ver la mano del hombre en las maravillas que atesora.

 Gruta de la Bacante

Un paisaje kárstico con numerosos desniveles que facilita todo tipo de formaciones geológicas, al que se une la fantasía del agua, forman un conjunto de cascadas que solo tienen de parecido el nombre genérico ¡Son tantas y tan diferentes!


La más popular “La Cola de Caballo”, la más alta, de 50 metros de altura y además la descubres por fuera:


Y por dentro, accediendo desde lo más íntimo de la montaña, desde sus vísceras: la “Gruta Irís”.


A través de unos túneles, debidamente adaptados, se accede a la cueva, la más bruja de todas las que la comprenden el conjunto, un mirador donde disfrutar del agua en su máximo esplendor, por su abertura se contempla un tramo de Cola de Caballo que se lanza desde el “tejado” y tan solo salpica “la entrada”. Dentro siempre llueve, su techo poroso filtra el agua y su interior está surcado por el río, una casa con goteras que ante mis ojos, por un breve espacio de tiempo, se me hace la más bonita de las guaridas, descubierta por:


Otra de las más significativas es “La Caprichosa” que se derrama limpia en “Los baños de Diana” y visto de aquí ¡Qué buenas duchas se da la diosa!


Tan variadas que no sabría con cual quedarme… Todas y más: CASCADAS

Lo mejor es ir y perderse en sus adentros, en sus aguas cristalinas, que en algunos tramos, como consecuencia del cúmulo de estratos, te reflejas en la piedra producida en la base del río resultando el efecto de un espejo.

Lago del Espejo

Y Olvidaba un detallito, como reza en la foto del cartel, aquí se fundó la primera piscifactoría de España y que a fecha de hoy sigue activa.


Me meto en materia, EL MONASTERIO DE SANTA MARÍA DE PIEDRA fue erigido a finales del siglo XII por una pequeña comunidad del Císter, doce monjes y su abad, procedentes del priorato de Poblet, encontraron la paz en las verdes explanadas al resguardo del parapeto de la garganta. Un lugar ideal para la repoblación tras la conquista del territorio por parte de la Corona de Aragón a los musulmanes.


Una edificación en perfecta armonía con el entorno, endógena a la tierra, con el sello que la Orden Cisterciense acuña a su obra, la sencillez y la luz que trasmiten la sensación de serenidad, tanto se integra en el dominio que su cantera original es el antiguo castillo islámico que allí se hallaba, la vestusta piedra rugosa conforma la primitiva abadía de estilo románico tardío, que a pesar de encontrarse a cielo abierto, sus muros son libros que tienen mucho que contar... Desde su ocupación durante la Guerra de la Independencia al incendió del que hoy queda su negra sombra.


Construido en periodo de transición artístico siendo más destacable en la obra inicial el gótico, su Claustro de arcos ojivales sin apenas detalle es sublime y la Sala Capitular, su luminosidad que te envuelve en un aura celestial, es una joya.


Como toda obra de semejantes dimensiones se ha ampliado y modificado en distintas etapas de la historia, dejando cada una de ellas su particular huella.

Lo más de lo más y es que me hacen los ojos chiribitas cuando pienso en este manjar alimento de dioses ¡¡¡Chocolate!!! En sus cocinas se elaboró por primera vez en Europa, traído de Las Indias, desde el recién descubierto Méjico, el chocolate ¡¡¡Ummmmm!!! El monje sin duda tenía mano de Santo.

También se dedicaban a la elaboración de vino y en la actualidad hay sendos museos dedicado a estos productos en las dependencias monasticas.


Permaneció habitado durante 700 años, con la desamortización de Mendizabal los monjes lo abandonaron, siendo subastado y comprado por un particular Pablo Muntadas en 1840 y fue su hijo quien tras investigar la zona, desarrolló y puso en práctica la idea de la adecuación y desarrollo de los recursos naturales y artísticos que en este enclave convergen.

En la actualidad, parte del monasterio es un hotel-spa, donde me gustaría dormir un día por aquello de probar una celda monacal jaja. Otra parte se puede visitar por libre o con guía, creo recordar que la visita guiada es de 20 minutos.


Está acondicionado con todo tipo de instalaciones para pasar un día de ensueño, una tienda de recuerdos donde hay un chocolate, como no podía ser de otra forma ¡Excepcional! Un merendero y dos restaurantes, uno más chic, en el propio cenobio y otro más de andar por casa, pero ambos disponen de una carta y de un menú asequible cuyo plato estrella, cómo no podía ser de otra forma, es la trucha, con lo sosos que son la mayoría de peces de río, las truchas más sabrosas, las de Nuévalos y su entorno.

Esta vez me he enrollado cuando lo tenía bien fácil hay una web con todo lo relacionado al Monasterio de Piedra, en ella podéis consultar toda la información que necesites para la visita y comprar las entradas vía internet para evitar las colas que se forman, los días festivos sobre todo, en el punto de venta.


Aprovechando la visita no dejéis de ir a Zaragoza regada por un río mucho más caudaloso ¡Ahí va el Ebrooo!

QUE VER EN ZARAGOZA

Y ¡Eso es todo amigos!

24 comentarios:

  1. Piedra, el monasterio y su entorno, siempre me han fascinado. Es un lugar indispensable para dejar vagar el espíritu e integrarse en la magia de la creación; como decía Tagore, y tú muy bien nos lo recuerdas, no es el hombre con su mazo y su cincel, sino el agua con su silencio y su canción. Los recursos de Gaia, que en lugares como este, se muestra espléndidamente generosa, genial y derrochadora de fantasías. Me alegra mucho que por fin un lugar tan mágico y carismático como el monasterio de Piedra y su entorno, hayan encontrado una bruja-musa capaz de mirar siempre con esa mirada especial, que fascina y que nos hace recordar siempre aquélla famosa frase del filósofo francés Paul Elouard: 'hay otros mundos, pero están en éste'. Piedra bien que lo merece. Una entrada genial, bien digna para un lugar cuya visita no ha de dejar a nadie indiferente. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello Juan Carlos!!! ¡¡¡Bienvenido!!! tras tú aventura salvaje y gracias por el comentario, esa frase me la tengo que apuntar porque siempre la olvido y es propia de un genio "hay otros mundos, pero están en éste", eso es exactamente el Parque Natural del Monasterio de Piedra, creo que ya te lo comenté, pero pienso, que por donde se cuenta que acontecieron los pasajes bíblicos, terrenos áridos casi desérticos, ante la vista de un oasis, escribieron que existe el paraíso. Piedra es lo más parecido al paraíso, el contraste, el agua y hoy en día, un sin fin de recuerdos... Esa hermana mía que ratito me hizo pasar hay muchas, muchas lunasss. Besos.

      Eliminar
  2. Piedra es un lugar muy especial, que a nadie deja indiferente. Es la grandeza natural hecha sentimiento. Sentimiento que cada persona experimenta de una manera muy particular. Por eso, un viaje a esa recóndita maravilla, resulta siempre toda una amena aventura y relaja no sólo el cuerpo, sino también el espíritu. Nunca me cansaré de decirlo. Hace años que me hechizó. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que exquisitas fotografías Kalma y que paz y tranquilidad emiten.

    Parece un pequeño paraíso …debe ser un lugar precioso!!

    Estaba pensando que con los colores de otoño será el lugar ideal para relajarse y descansar...tendré que conocerlo!

    Gracias Kalmita por esta entrada tan bella.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Baruk! Gracias amiga por el comentario y ¿¿¿No lo conoces??? Pues cuando vayas vas a flipar, en cualquier estación del año es precioso, los colores del otoño o las flores de primavera... Las fotos, son de agosto, este año con las lluvias ¡¡¡Hasta en verano brillaba verde y salvaje!!!
      Lo que no pongo en la entrada es que es un sitio de los más conocidos de Zaragoza e ir un sábado de primavera es arriesgar a ir con mucha gente, es mejor disfrutarlo entre diario.
      Besotesss guapa!!!

      Eliminar
  4. Un lugar de tanta belleza, que llega a hechizar el espíritu. A mí, personalmente, me inspiró un episodio del relatillo " De profesión Gestor" ubicado en el Lago de los Espejos y su próxima piscifactoría que describes y fotografías.
    Pero, metamos el dedo en ojo. Ese monje a que te refieres, no tenía mano de santo sino de diablo pérfido. Él añadía a la semilla de cacao importado de "las Indias" colombinas, sal. Y tuvo que ser una monjita ( mujer tenía que ser), a la que se le ocurrió endulzarla con azúcar: chocolate¡.

    Lo digo, porque este detalle podría condenarte a que no te dieran la "celda de Malvís", sino la de Bárcenas.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Syr Malvís! ¡Gracias! ¡Me alegra mucho verte por aquí! Contigo se confirma que no hay como un buen comentario para hacer más completa una entrada, no sabía el detalle del chocolate ¿Con sal? Seguro también me gustaría, me gusta en todas sus modalidades, pero esta claro que la mano femenina siempre endulza la vida, imagino que la guía lo dijo, pero es que me nublo solo de oír el nombre ahora creo que lo trajeron de Méjico, me haces dudar... ¡¡¡Yo quiero la celda de un Malvís!!! Besotes!!!

      Eliminar
  5. Estuve en estos parajes hace años, pero coincidió con una época de poca agua. Realmente, con esta cantidad de agua, el Monasterio de Piedra es realmente espectacular! Tendremos que volver y disfrutarlo de nuevo, a tope.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pallaferro ¡¡¡Gracias!!! Tienes que volver es impresionante como estaba de agua y eso que como ya he dicho era agosto, este año, con las lluvias, la naturaleza sonríe, si vais, avisad!!!
      Un beso.

      Eliminar
  6. Qué maravilla!!! Gracias por mostrar-nos este rincón donde fluye Agua, Naturaleza y Espíritu !!!

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José ¡¡¡BIENVENIDO al blog!!! El sitio es el paraíso, el agua está en todo lugar y de todas las formas posibles, los árboles, el monasterio, que aunque hay una parte un pelín perjudicá es impresionante, la piedra antigua... Gracias por el comentario y un abrazo.

      Eliminar
  7. Pos yo no he estado nunca, pero luse bello... Y eso que a mi me queda no muy lejos... Yo tenía la idea de un lugar algo masificado, no sé, el típico de autocares a tutiplén. Por cierto, detalles de los capiteles ya.
    Ub abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rivi, gracias por el comentario!!! Luce bello! En eso no exagero, para mí es de los sitios más bellos de la península, en cuanto a la gente... Debe de ser por eso que es de los destinos favoritos de Aragón y suele ir bastante gente... Aunque la gente se mueve casi por inercia y me explico, un fin de semana que haga bueno de noviembre o febrero es bueno, en mayo, todo el mundo a salir. A mi primo se le ocurrió ir el puente de Mayo que en Madrid además tiene un día más, por lo visto en la Gruta Iris le dio claustrofobia porque estaba colapsada, en mi caso, cuando lo descubrí estaba muyyy ruinoso el monasterio, no era hotel y era transitable, ahora, cuando vuelvo en agosto, vuelvo en lunes, por no arriesgar... Pero merece la pena, quien va repite!!! Besos!

      Eliminar
  8. Aunque algunos piensan que la advocación de ese Monasterio proviene de la alusión al río cercano, y otros lo achacan a estar consagrado a Simón Pedro (Petrus) que aparece en el retablo, en realidad su nombre exacto es " Sancta María Petrae", ya que, por disposición de San Bernardo de Claraval se disponía que todas las abadías del Císter ( y esta lo era) quedasen consagradas bajo esta nominación, acompañadas de una epíclesis adaptada al lugar concreto, hasta el punto que en sus "Instituta Generalis Capituli Ordo Cirterciensis" se preveía la obligación de tallar en la puerta abacial de todas la abadías la inscripción "Salve Sancta Parens, sub qua cistercius ordo milita el toto tanquam sol fulget in orbe".

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Syr ¡¡¡Me alegra verte por aquí amigüito!!! Y a ti si que te tendrían que regalar un finde en el spa del Monasterio, además doy fe que tú lo calificas y disfrutas como nadie, la verdad es que me preguntaba el nombre del monasterio, de ahí saqué que lo hicieron en honor a Santa María de la Blanca pero en ningún sitio encontré su nombre propio, en todos, Monasterio de Piedra ¡¡¡Gracias por la valiosa aportación!!!
      Besotes.

      Eliminar
  9. Como curiosidad histórica del lugar, mencionar que aunque Alfonso II en el Castillo de la Roda concedió en 1186 el castillo de Piedra y el lugar de Tiestos para el "monasterio que tenía ánimo de fundar", no fue hasta el 10 de mayo (" alos cinco días del Idus de Mayo) de 1194, cuando, bendecidos por el abad de Poblet, Pablo Massanet, salieron doce monjes benedictinos de Poblet para fundarlo (pues según la Regla XII de las Institua Generali)"doce monjes, con el abad trece, deberán ser enviados a un nuevo manasterio, pero no deberán estar allí hasta que esté provisto de edificios...". Y el tal abad primero, no fue otro que Gaufrido de Rocaberti, de noble linaje, descendiente de los Austasia o Aubert franceses que tuvieron que huir de su país para refugiarse en un Castillo roquero de la Junquera y de ahí su apellido Roca de Auberti, y que emparentados con la nobleza catalana y aragonesa, nos dejarían su marca heráldica en templos aragoneses como el de Biota: el Roc.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malvís ahí tenía mis dudas, no sabía si eran 12 monjes y el abad o en los 12 estaba incluido y la verdad es que no me lo resolvió en la red ninguna web y en todo lo demás mi ignorancia casi total, así que cuando llegaron ya tenía que estar hecho el edificios, es impresionante ¿De donde sacas la información bandido? Gracias y un beso.

      Eliminar
  10. Pues a ver si lo ganamos, Bruji.El Monasterio de Santa María de Piedra es hijo de Poblet, nieto del de Font Froide y bisnieto de Grandselve y se integra en el linaje directo de Claraval. Y San Bernardo y su Regla no permitía más advocación a sus monasterios que a Santa María seguido del locativo. Lo que ocurre es que existe un malentendido que es suponer que los 13 monjes de Poblet llegaron a Piedra, cuando en realidad y por no estar edificado ( lo que obligaba la Regla) se quedaron en Peralejos, lugar cercano desde mayo de 1194 hasta noviembre de 1195 en que se trasladan al otro lado del río, a Piedra Vieja. Y resulta que en el asentamiento de Piedra Vieja existía una ermita consagrada a Santa María de los Argalides, conocida como Nuestra Señora de Blanca, quizá por su argamasa blanca. Y de ahí el equívoco, pero ya sabes: Monasterio de Santa María de Piedra.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Rafa dice que no sé negociar!!! Jajaja, que conmigo tienen todo vendido y debe de ser por eso que no consigo mis objetivos materiales, menos mal que los objetivos personales me satisfacen ¡¡Qué bien viven los monjes!! Hasta que no tenían techo no iban. La cantera inicial del monasterio creo que es del antiguo castillo de Piedra y Vieja y en cuanto a su consagración ¡¡¡Voy rauda a cambiarlo a la entrada!!! Un beso.

      Eliminar
  11. Pues yo hasta en ese dato de la cantera tengo mis dudas, y te diré por qué. Los monjes estuvieron asentados en Piedra Vieja, hasta que, tras conquistar Alfonso I el Batallador la Taifa de Zaragoza, nombró "señor de Piedra" a un tal Malavella, quien edificó un castillo románico al otro lado del río en un lugar deshabitado conocido como "despoblado de Piedra", lugar donde hoy se asienta el Monasterio, y donde vivió la familia Malavella hasta que el 1203, Pedro II consiguió permutarle este terreno por el castillo de Alacón, en Teruel. De ello, cabe deducir que fue entonces, en 1203, cuando los monjes inician la construcción del cenobio en la margen derecha del río, APROVECHANDO PARTES DEL ANTIGUO CASTILLO ( fíate en el arco de la cillería con matacán, las galerías con bóveda de medio cañón que unen cillería, claustro, cocina y granero de conversos,etc)y lo más significativo de todo: la clave central de la Sala Capitular está decorada con un castillo con dos torreones y báculo abacial. Los guías te explicaran que es símbolo del dogma de la Santísima Trinidad como puerta de la fe o algo similar, pero en realidad es el escudo de la familia Malavella. Con lo que el emblema de la abadía transmitió un valor simbólico a algo que, en origen, no lo tenía.

    Besos sin spa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Syr, serías un gran historiador abogado, armado de tú vocación y voy a utilizar una expresión vallekana ¡¡¡Te sales!!! Si tú tienes tus dudas seguro serán más que fundadas, sabes, en la red hay poco del Monasterio y casi todo homogéneo, como te decía, ni siquiera encontré su nombre propio, cuando tenía claro que lo normal es que un cenobio se dedique a un Santo o a una Virgen, fíjate que seguro hará más méritos el río, pero no es lo común, viéndolo con Santa María de Piedra ¡Suena mucho mejor!
      A pesar de que arderé en el infierno por mis creencias, siempre me han gustado especialmente la obra del Císter, tienen ese hado sereno, limpio, sencillo, confirma la regla de que lo mejor siempre es lo que está siempre presente y no apreciamos, sin embargo, a través de tus comentarios... No sabía que su edificaciones eran en honor a Santa María, cuando lo leí, empecé a atar monasterios y claro: Santa María de la Huerta... Y otros tantos, me gusta tú clase magistral, esta entrada va a quedar más completa que la propia página del spa, jaja, al menos, en cuanto a misterios se refiere.
      Besos con o sin spa.

      Eliminar
  12. No siempre, Bruji, fue un lugar idílico y de serenidad. Como quiera que el Monasterio se abastecía con el agua del río Piedra que partía desde los Argadiles a través de una acequia principal que, tras regar el huerto de los monjes, ( se desviada en dos brazales, uno para uso del propio Monasterio y otro para el molino, cuiyas aguas sobrantes iban a parar a la cascada de la Cola de Caballo) continuando junto a los establos, los vecinos de Nuévalos quisieron realizar una mina para desviarla al riego de la Vega, intento al que los monjes se opusieron originándose un importante pleito por el uso de esa agua que ahora, tan espectacular imagen proporciona al lugar y sirve para llenar ese Spa que, seguro, te invitarán a que compruebes de manera gratuita.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda una obra de ingeniería hidráulica cuyo resultado, aun sin pretenderse, es un espectáculo de la naturaleza, posiblemente no sea la más alta de España pero sí de la más bellas... Lo del spa... Va a ser que cuando vengáis a verlo si os quedáis pues hago un esfuerzo, jaja, de bolsillo claro, porque mentalmente estaba y estoy más que preparada. Oye, ya tengo el moño pa la boda de esta tarde, la 4 en lo que va de ciclo y una llega hasta la fase "cantos populares", vamos, de ahí no me muevo hasta cantar el Asturias patria querida, jaja y mañana ¡¡¡Cómo me gustaría tomar un bocata de calamares en la Plaza Mayor y que estuviese Baruk, y mi prima...!!! Porque el café, es sabido por todos, que es en la Plaza de Oriente... Besotes!!

      Eliminar