martes, 4 de octubre de 2011

LA TORRE EIFFEL ¡EL FARO DE PARÍS!


“¿Debe asumirse que, a causa que somos ingenieros, la belleza no nos importa, y que, mientras hacemos nuestras construcciones fuertes y durables, no procuramos también hacerlas elegantes? ¿No es acaso cierto que las genuinas condiciones de fortaleza siempre cumplen las secretas condiciones de armonía?”
Gustave Eiffel


Érase una vez la doncella de hierro de París, de aspecto duro y equilibrado y esbelta y hermosa figura ¡Tan alta como el cielo!  Una estructura perfecta en la ciudad de la luz, donde una luz se eleva sobre todas: LA TORRE EIFFEL ¡¡¡El faro de París!!!


Todos hemos oído hablar de ella y la imaginamos, pero cuando la tuve ante mis ojos, da igual lo que te hayan contado o hayas visto, es tan impresionante, tan magnífica que respiré y dije ¡Et voilà!


De tamaño titánico, 324 metros de altura y hecha con unas 10000 toneladas de hierro forjado, la más alta del mundo durante 40 años.  
Se construyó con motivo de la Exposición Universal de París en 1930, que memoraba el centenario de la Revolución Francesa.

Tiene una armadura tan colosal que cuando estás debajo de ella esperando para coger las entradas y miras alrededor… ¡La cantidad de gente que se cobija bajo su sombra! ¡centenares de personas! Sabía que era grande pero ni por asomo pensaba que tanto.

He cogido este mapa técnico de la wiki para que os hagáis a la idea de la dimensión real y ni aun así…:



Subimos en ascensor y bajamos por las escaleras, si estás en forma ¡Hazlo al contrario! Jaja 


Desde arriba las vistas son impresionantes, no en vano es el punto más alto de París, un mirador forjado al Sena, al Campo de Marte ¡Al Universo! 


Merece la pena bajar a pie, unos 1665 escalones y mirar el esqueleto, los hierros cruzados y encajados a la perfección.



En la actualidad es un icono de París, pero  no siempre fue así, la relación de este edificio férreo con el pueblo parisino fue un amor tormentoso, nunca estuvieron de acuerdo con su construcción y de hecho, se hizo con la intención de desmontarla tras la exposición, no la veían el uso, no le encontraba la belleza a un edificio tan férreo, tan sublime, tan mega todo, un monstruo de hierro que consiguió salvarse porque el ejército pensó que su situación y altura era estratégica para colocarle antenas y así fue, desde la torre se transmiten programas de Radio y TV.

A partir de los años 70 su suerte cambió convirtiéndose en uno de los monumentos más visitados del mundo, por mérito propio, una torre metálica y con luz propia. 

A las HORAS EN PUNTO

Y cuando la llamo el faro de París es por algo, aquí traigo el vídeo en horas normales y punta, cuando se le encendía muchas más luces intermitentes, como si fuese un árbol gigante de Navidad todo el año…

video
El ritmo de la noche¡Desde mí ventana!

Y dejo un par de enlaces de mi otro blog, "La Dama de París":

"Ante los Ojos de NOTRE DAME"

Y un paseo por la ciudad del amor:

PARÍS ¡ALEGRÍA!

11 comentarios:

  1. No todos los ingenieros tienen o tenían esa visión de monumentalidad, pervivencia y elegancia de Eiffel, y a pesar de sus inicios, qué gran visión tienes al hablar de una maravilla así como de un auténtico icono no sólo de París, sino de Francia y un referente para el mundo. No puedo olvidar las imágenes en blanco y negro que aparecen en un gran clásico del cine bélico como es la película '¿Arde París?' y cómo también, por un cúmulo de circunstancias, el general alemán al mando del Gran París (von Choltiz) no pudo ejecutar la orden de Hitler de volar la ciudad. Las mejores visiones de las ciudades y de los objetos, son aquéllas que nos transmiten los ojos de personas especiales que saben captar su esencia. No siempre se puede decir que conoces París a través de los ojos de una bruja. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Por cierto: el vídeo una pasada. ¡Lástima que sea tan cortito, pero mola mazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan Carlos! ¡Con la de brujas que quemaron en la France! ;) Me alegra que te guste mi canción para ir a dormir, es tan magnífica que realmente impresiona, por más que sepas de ella, no imaginas la dimensión. Eiffel tenía una visión del equilibrio, de lo duradero, por cierto sabes que era un "Masón", lo cierto es que construyó con tanta armonía y estabilidad que muchos de sus puentes y de los tramos de vías de tren siguen en uso y además sus construcciones resisten el calor, hablas de un gran clásico "Arde París" y la toma de la ciudad por los Nacis, al lado de la Torre Eiffel durante la 2ª guerra mundial hubo un gran incendio que no puedo afectar a su dura figura ¡Grande y fuerte!
    Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Kalma: se nota que el combustible de tu escoba no es el mismo que el que come mi coche porque lo tuyo es un no parar. Ahora en serio: ¿de verdad subiste andando? Eso sí que es titánico.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Hola Iconos! Subimos en ascensor y bajamos andando, ahora si hago caso a mi plebe me como los 1665 escalones de subida, esos sí que están volaos y merece la pena bajar andando, te tiras un buen rato pero es flipante la estructura. Besotes guapísima!!!

    ResponderEliminar
  6. Una bruja en París ...que cosas!

    Me ha encantado tu introducción: Érase una vez la doncella de hierro de París, de aspecto duro y equilibrado y esbelta y hermosa figura

    Bruja y poeta?... que cosas!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Baruk! Muchas... ¡Cómo me gusta verte por aquí! Últimamente estoy más blanca que negra, jaja, si es que alguna vez tengo color. Doncella de Hierro o Iron Maiden, este grupo cuando eligió su nombre ¿En qué pensaría? Seguro que en algún gran invento, tipo, torre Eiffel, más que en su amor por Eddie.
    Sabes que me alucinó Baruk, dormir mirando a un faro en tierra y con tan poca altitud, que casi está a nivel del mar, pero sin mar, no tenía ni idea que la Torre fuese un faro y me sorprendió ¡¡¡Me encantan los faros!!!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  8. una de las imágenes imborrables de mi visita a París fue ascender por ese ascensor de la Torre Eiffel (no dejan o al menos dejaban subir por las escaleras) y ver desde allí arriba el "mar de luces" de esa gran ciudad, hasta donde la vista se pierde
    también, aunque suene menos romántico, me impactó mucho ver las rejas que han tenido que poner para evitar suicidios
    qué cosas!
    un saludo, mi rosa de los vientos!
    RAUL

    ResponderEliminar
  9. Hola Raul! Sabes ¡También me impactó lo de los suicidios! Y se me olvidó ponerlo, jaja, si por eso son tan valiosos los comentarios, complementan las entradas, otra cosa que se me olvidó poner es que la Torre está pintada y la pintan cada 7 años.
    Ahora sí dejan subir pero hay que tener muchas ganas, cuando lo pienso 1665, casi una escalera al cielo, vivo en un noveno y son unos 180 y la única vez que no había ascensor casi saco la escoba ;), ahora las vistas... No se puede expresar mejor "un mar de luces"
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Bruja y poeta, de las cuevas de Menorca al pico del Empire State. Felicidades por tus viajes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Manipulador de alimentos! Gracias por el comentario, una patita de sapo más de bruja que de poeta, fíjate si seré bruja, que a fecha de hoy tal y como está el patio puedo hacerme algún escarceo o escaqueo que otro, porque al paso que vamos ¡Acabo viajando en escoba! (jaja). Un abrazo.

      Eliminar