viernes, 23 de septiembre de 2011

SIERRA DE IRTA ¡DREAMS!


“LA SIERRA DE IRTA” es un paraíso donde me encuentro año tras y año y donde, a su vez, me pierdo en el tiempo intentando tocar esa línea ilusoria donde empieza el cielo y acaba el mar,  o es dónde empieza el mar y acaba el cielo, lo cierto es que nunca la encuentro, es un sueño que me sumerge en una inmensidad turquesa embriagándome con su perfume salado ¡El aroma del mar!


Pintada con mis colores favoritos: azules y verdes y aquí presentando un sitio donde es fácil desaparecer del mundo, una joya de la naturaleza donde el hombre apenas ha puesto su mano.
El Parque Natural de la Sierra de Irta se encuentra en la línea costera entre "Peñíscola" y "Alcoceber" y a pesar de que son destinos turísticos por excelencia, han respetado todo el entorno y no han construido, cosa rara, pero loable y a muy pocos se les ocurre abandonar las playas doradas de estos pueblos tan pintorescos de la Costa del Azahar  y adentrarse por esos caminos repletos de flora autóctona, pinos, pitas, matojos, flores silvestres... Bosques mediterráneos a pie del mar, entre calas y acantilados.
Todos los veranos nos introducimos entre la vegetación por esos caminos, con el bocata de sobrasada y queso, esa fusión que da el calor ¡Umm! Y vamos a parar a “Cala Blanca” o “Cala Mundina”, playas vírgenes y libres ¡Cada uno a su vola! De conchitas trituradas por la erosión del agua y el paso de la gente y el tiempo.


Hay tantos caminos que conducen a tantos sitios… A tanto patrimonio artístico, Tierra de Templarios, tras la conquista musulmana, donde su huella está latente en varios castillos: “Papa Luna”, “Pulpis” o “Xivert” , los tres con la misma firma.


Y lo que tiene ir todos los años dejo enlace del castillo de “Alcalá Xivert” y a su lado, además, hay restos de un poblado Íbero del siglo VII a.c.:
Peñíscola:
Y el de “Santa Magdalena de Pulpis” ¡Este año ha sido el primero que hemos subido! Unas ruinas impresionantes, su piedra gastada por los años y no entiendo como no lo restauran y no hay más información sobre su acceso. Es difícil encontrar la senda  que conduce a él, lo conseguimos a la de tres, si vais no hagáis caso a las indicaciones e ir al cementerio, cruzáis un puentecito y ese es el que vale, a través de un camino frondoso,  con una vegetación tan abundante que es imposible salir sin algún arañazo.


Poco a poco o con la lengua fuera vas ascendiendo una montaña hasta llegar a este castillo que la corona, un lugar y unas vistas ¡Fascinantes!


Pongo otro enlace que hice de mi sitio de recreo “Alcocéber”, que aunque no es muy ciéntifico al menos es mi percepción:
Y he hecho una peli con fotos de distintas fechas, de distintos días, para que os hagáis a la idea de porqué amo al Mediterráneo.

8 comentarios:

  1. Cuesta creer que haya lugares de costa, cercanos a otros destinos eminentemente turísticos, que no se hayan visto profanados por el ladrillo y el asfalto. Lugares en los que, a juzgar por la belleza de las fotos, costaría muy poco hacerse con una mochila, un buen bocadillo (¿por qué no de sobrasada y queso?) y lanzarse a la gran aventura de recorrerloS, de hollar con los pies esos mismos senderos, puede que espinosos, por donde hace siglos caminaron enigmáticas órdenes monásticas, como los templarios, que no elegían sus enclaves al azar, y donde posiblemente también convivieran con los cátaros, a juzgar por las numerosas muestras que unos y otros dejaron por el Maestrazgo, como por ejemplo, las estelas funerarias, señal de que vivieron y murieron o fueron enterrados juntos. Un viaje de ensueño, con el que tenemos la fortuna, aquellos que todavía no nos hemos desplazado por el lugar, de disfrutarlo a través de los sueños de una intrépida reportera. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Juancar! ¡Me gusta que te guste! Aquí es donde me pierdo en verano y ya lo creo que me cuesta encontrarme es un enclave con todos los requisitos para que una bruja sea feliz, incluso creo, para que tú o cualquier persona pueda encontrar la paz. La playa que está a pie de nuestra morada es la de "Las Fuentes" y a pesar que tiene gente, no es comparable a las otras 2 de Alcoceber y solo por un detalle, dicen que el agua está fría, jaja y es ¡La que más mola! Los manantiales de agua dulce que desciende de la sierra desembocan ahí, agua que se puede beber.
    Fíjate si es raro lo de no construir que creo que de Barcelona a Andalucía es el único sitio de costa que se ha respetado íntegramente y eso que hay provincias como Huelva que respetan su ecosistema y aunque los hoteles sean 1ª línea salvan unas dunas que tienen únicas. Hay caso fragantes como "El Algarrobico" un balcón en la montaña en pleno parque natural de Cabo de Gata (Almería) que son una vergüenza, porque nunca se tenía que haber hecho, pero una vez hecho o que lo demuelan o que lo habiten no que han dejado una hiper estructura de hormigón en todo el medio de uno de los sitios más mágicos e impresionantes de la península, en fin, que ole por quien se encargan de que a pesar del turismo siga habiendo sitios vírgenes donde perderse.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Estoy con Juancar... y considero casi un milagro que junto a la costa valenciana aún sigan existiendo lugares así, será el poder de la Naturaleza, esta Sierra la conozco por encima y ahora mucho mejor. por no hablar de esa mancha de tierra que puedes ver en el mar desde arriba, las Columbretes, las cuales menciono y no debería para que la mano del hombre no rompa su quietud
    un abrazo desde el maestrazgomagico.blogspot.com
    RAUL

    ResponderEliminar
  4. Hola Raul, gracias por el comentario ¡Me gusta! Llevamos años yendo Alcoceber a la playa de "Las Fuentes", donde ya se ve detrás la Sierra y se siente en el agua como se cruzan las aguas heladas de manantial con el Mediterráneo y aunque no cogemos el coche a penas, cada año nos sorprende con algo, es lo que tiene la naturaleza.
    ¡¡¡Las Columbretes!!! Qué maravilla de fondo marino, hay puedes disfrutar de la inmensidad de especies que puede haber cuando no hay hombre habitando. Fuimos hace unos 7 años, el barco que lleva a esta Reserva Natural sale del puerto de Alcocéber y alucinamos buceando y se ve que gusta ir, porque de entonces a ahora, este año no sé si ir costaba, no recuerdo bien, pero unos 80 €/persona, ahora, aunque hayan subido el precio ¡Merece la pena!

    ResponderEliminar
  5. Si se entera Camps... Y ahora su sucesor Fabra.... Te privatiza hasta el paisaje! Un lugar que transmite paz, amiga, al que no me extraña que vuelvas cada año. Creo que tendremos que pasarnos a conocer tu paraíso privado. Muchas gracias por compartirlo.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  6. Deja a Camps y a Fabra que tienen tela, sino, miramos su armario XD. Nena te encantaría, es el sitio ideal para ir con los peques, hasta el chiringuito tiene camas elástica ¡Y los mejores mojitos de levante! Todo el que va repite, te gustaría. Besotes preciosa!!

    ResponderEliminar
  7. ¡ No me mentes el Algarrobico, Brujita, que el arquitecto es Ubaldo, el cuñado de mi hijo, y, además, es legal¡.

    Me ha gustado tu entrada, pero no me explico que gustándote los azules y verdes, tengas el pelo teñido de rojo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Jajaja ¡¡¡Hola Malvís!!! Si ahí tiene el problema el "Algarrobico" en que es legal, porque no sé a que lumbreras municipal se le ocurrió construir semejante mole en un parque natural, por cierto, debe tener unas suite, jaja, me centro y no me digas que el alcalde es de tú familia, jaja, el caso que entre uno y otro ahí está, una mole de hormigón, para mí no se tenía que haber hecho, pero para dejarla así mejor poblarla, da más color.
    Y ¡Qué no me he teñido! He usado jena, una planta que utilizan las musulmanas para darse brillo y color al pelo y con los lavados se quita, te tengo que mandar una foto al sol, es alucinante los destellos rojos, pero no es químico.
    Besotes.

    ResponderEliminar