martes, 19 de julio de 2016

FLOR DE ESCOCIA-FLOWER OF SCOTLAND


La flor del cardo es un símbolo de Escocia y a ella se dedica la canción "Flower of Scotland", un himno oficioso que se utiliza en eventos deportivos, el título perfecto para esta entrada y la música idónea para el vídeo.


Hace muchos meses que diseñamos este viaje, a medida, no podía ser de otro modo dirigiéndonos a un destino tantas veces soñado. Tanto tiempo que ha visto acabar un invierno y brotar una primavera, siendo abundantes los temporales en la larga espera, que poco a poco han ido amainando, pero al fin, con alegría y placer, una mañana de verano llegamos a tan hermoso puerto.

Kilt Rock

En nuestra ruta marcamos varias coordenadas, la antigua Caledonia es pequeña y fácil de recorrer, lo complicado era elegir de un surtido tan abundante, pueblos medievales, castillos, paisajes, parques nacionales, islas, escenarios de película, destilerías y todo un tapiz de verdes, de todos los verdes mojados, el líquido elemento que se derrama por las laderas, las cascadas, los lagos y el inmenso mar ¡Una caja de pastas de mantequilla!

Anillo de Brodgar

La pócima final resultó una aventura de lo más gratificante, abarcando no solo Las Tierras Altas o Highlands, las más conocidas y frecuentadas:


Sino también, estuvimos un par de días en Las Tierras Bajas o Lowlands.

Fuente de la imagen Wikipedia

No podíamos obviar sitios como Rosslyn ¡De cine!


Saint Andrews, su esqueleto refleja su grandiosidad, la primera catedral construida en el país:


El Castillo de Dunnothar ¡El más bello de Escocia! 


Enclavado en un acantilado, sobre un peñón mirando El Mar del Norte, con una cascada en uno de sus lados y que se escapa de los itinerarios comunes, no sé si porque no está a mano. Y algún sitio más, para muestra estos tres.

Ha pesar de lo estudiado de la ruta ha sido tan fascinante la experiencia, tan enriquecedora, que me encuentro satisfecha y feliz. La amabilidad de sus gentes, conociendo poco el idioma, su cortesía, urbanidad, la gentileza… La atención en todos los sitios que nos hemos alojado y la confianza que nos han dado, nos sentíamos como en casa, sumado al desayuno británico que te quita las ganas de comer…


Cosa que se agradece en principio, porque comer lo que se dice comer nos costó cogerle el truco, además comen sobre las 13:00 horas y tras el festín mañanero… Una opción muy socorrida es comprar alguna cosa en cualquier supermercado para comer y cenar bien, a mesa y mantel.

Para chuparse los dedos el salmón, en muchos restaurantes lo sirven ahumado o a la plancha y las diversas formar de elaborar los mejillones, con varias salsas, dos productos del lugar que hacen exquisitos

Aunque está mucho más al norte que España no imaginaba la cantidad de horas de luz que tienen verano, por llamarlo de algún modo, aunque el clima sí me lo imaginaba.


Esta foto está tomada a las 23:20 y todavía no es noche cerrada y a las 4:00 el sol se asoma. Sabía que su tiempo está muu loco, pero no que tanto, en una hora podía contar llover cuatro veces, ponerme la sudadera y quedarme en manga corta, porque en tirantes, ni de broma.

Tenía la idea de una tierra fértil pero es mullida como esponja, blanda y rezuma agua, debe de ser la explicación a tanta vegetación, mejor dicho, a tanto verde, porque árboles hay, pero pocos, me llamó la atención la ausencia de árboles en las Islas Orcadas y que apenas estén presentes las Islas Híbridas.

Old Man of Storr

Otra cosa, de las más consultadas en la red: conducir en Gran Bretaña, siempre nos preocupa lo difícil o lioso que puede ser conducir por la izquierda, a petición del conductor, que miró un par de blogs y uno de ellos casi nos hace buscar un chofer escocés de negativo que es, dice que no es para tanto, que los primeros días lo normal, te metes en algún bordillo, en dirección contraria, haces la pifia en alguna rotonda, quieres sacar el brazo por la ventana y te encuentras las marchas que metes mal porque no estás acostumbrado a usar la mano izquierda, pero después, es fácil, todo es costumbre.

Nos vino bien empezar en Edimburgo por autovías, que aunque no tienen nada que ver con las nuestras, están bien para iniciarse y cuando llegamos a las montañas, ya estaba controlado. Hay muchas carreteras de un solo sentido y cuando digo uno es uno, a cada tramo de unos 500 metros hay anchuras en los laterales, si te ven o ves que viene un coche en dirección contraria se meten o te metes y como son tan civilizados ¡Sin problema!

Es el primer sitio que conozco donde hay señales luminosas en las vías donde te dan las gracias por conducir con precaución, aquí no ponen la cantidad de muertos que ha habido en el mes anterior, por ejemplo, entre los mil ejemplos o campañas de tráfico y para mí que es bastante más efectivo.

Ya me estoy liando ¡Seguiré informando!

2 comentarios:

  1. No hay duda de que hay viajes que dejan huella. Y este, recalando en lo más profundo de ese corazón celta, es uno de ellos. Además, por lo que me has contado y por lo que estoy viendo, has sabido elegir como nadie. Ya sabes, que entre otros temas, tengo una deuda pendiente con Rosslyn; será por esa vena templaria que también corre por la mitad celta de mis venas. Conducir por esos lugares, no es nada fácil. Lo digo porque a mí me costó Dios y su Mother acostumbrarme a ir por la izquierda cuando estuve en Australia, pero con un poco de paciencia y atención, todo se consigue. Imagino y espero, que poco a poco, irás dejando fluir toda la magia de esta experiencia y nos la irás mostrando como haces siempre: con esa fuerza interior con la que deben mostrarse siempre las cosas maravillosas. Mientras tanto, uno que te agradece tan suculento y delicioso souvenir. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! De Rosslyn te mandé una foto en vivo y en directo porque sé de tu debilidad por este templo, por cierto, fuimos desde el aeropuerto, nuestro primer recorrido en coche y todavía recuerdo la cara del abuelo al que invadimos el carril de forma despistada jajaja, el pobre, que susto se dio y nosotros tan contentos en la dirección contraria. Sabes, no dejan tirar fotos en su interior y eso que se ha grabado hasta el Código Da Vinci dentro, yo me salté la norma alguna vez pero sabes lo malo de tanta educación, que los propios visitantes me decían que está prohibido y claro. Compré un libro en español y escanearé alguna imagen.
      Ha sido un viaje muy satisfactorio, han pasado tantas cosas desde que lo contratamos que ya se me antojaba como un sueño que no iba a vivir, hasta el último momento no sabíamos se lo íbamos a anular, tan deseado que ha sido fantástico. Ya subiré alguna cosa más que otras aunque todavía tengo pendiente la entrada de Brujas jaja, con tiempo!!
      Un beso grande.

      Eliminar