miércoles, 8 de julio de 2015

LAS CHORRERAS DE DESPEÑALAGUA ¡AGUA VIVA!


Hay lugares que siempre me hacen esbozar una gran sonrisa, donde se amontonan los recuerdos, son tantas y tantas veces y de tantas y tantas lunas.


LAS CHORRERAS DE DESPEÑALAGUA es uno de esos rincones, a apenas 130 km de Madrid su cercanía fue su primer reclamo y desde ese momento se sumó su fría y pura belleza que me invita a volver una y otra vez.  


He hecho el camino comiendo cerezas, he sentido su gélida agua de agosto, hemos “plantao” la tienda bajo su roja frescura, algo prohibidísimo en la actualidad, incluso, he andado por el sólido elemento helado en el duro y álgido invierno. Todas las estaciones son buenas, cada ocasión, una sensación diferente a cual más satisfactoria.


Situada en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara en VALVERDE DE LOS ARROYOS, una pedanía cuyas casas parecen de chocolate, forma parte de un conjunto arquitectónico de lo más peculiar al que le dedicaré una entrada: LOS PUEBLOS NEGROS.

A las afueras, desde la era/campo de fútbol, parte un sendero de apenas 2 km. entre huertos y frutales que no tiene perdida, más por sencillo que por estar bien señalizado, solo hay un momento en que se divide en dos, pero ahí sí hay indicación, el que sale a la derecha sube al Pico Ozejón y desde la cima se puede bajar a Majaelrayo, y, el otro, conduce a la base de la cascada.


Si tienes dudas de por donde seguir transcurre siempre junto a una acequia, más o menos estética, que conduce el agua cristalina del Arroyo de la Chorrera para uso de los lugareños. El reguero es la guía que está presente todo el trayecto.


Sus cinco saltos suman una altura superior a los 100 metros. que se despeñan por la cara norte del Ozejón, la cuarta cumbre de la provincia, que sin ser la más alta, es de las más conocidas por su porte inconfundible.

Valverde de los Arroyos y el Pico Ozejón

Esta comarca esconde mi mayor tesoro, la cantidad de vivencias compartidas con los amigos, la más grande las riquezas, las emociones ¡Adelante los troll’s! Y con estos calores el sitio es ¡¡¡Una maravilla!!! Donde el sol y el agua te acompañan de día y de noche el biruji serrano te deja dormir.

4 comentarios:

  1. Ya estaba echando yo de menos esas entradas frescas, abundantes y plenas con que nos reconfortas, sobre todo en unos días en los que, como bien sabes, el calor está haciendo estragos y nos tiene a todos poco menos que asfixiaditos. Ver el vídeo y las fotos con que nos presentas estos maravillosos lugares, no sólo me hace estremecerme de placer, sino que también, como te ocurre a ti, me trae gratos recuerdos no precisamente de estos lugares que todavía, aunque te cueste creerlo, no he ollado, pero sí de otros similares, donde la belleza de la naturaleza es la mejor musa y guía que se pueda uno encontrar en su camino. Es una pasada, y ahí sí que tengo que felicitarte, tener la oportunidad de conocer estos lugares en las diferentes estaciones del año; porque, como bien dices, sus sensaciones son diferentes y a cual más genuina y digna de recuerdo. Vamos, que además de tus certeras indicaciones, no cabe duda de que habrá gente que siga tus consejos y se deje caer por este pequeño vergel que forma parte de otro inolvidable tema que también mencionas y a cuya entrada espero: los pueblos negros de Guadalajara. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! ¡Me gusta que me eches de menos y traerte buenos recuerdos! Últimamente estoy rodeada de exámenes y no tengo tiempo de na más que de abanicarme jajaja.
      Sé que no conoces los pueblos negros sin embargo sí conoces bien, pero que muy bien, el otro ala de la Sierra Norte de Guadalajara, el que linda con Soria y Segovia "La Sierra de Pela y ese románico tan bello y único que en ella se conserva, sin embargo, veo que conocerás bien Ayllón pero no su sierra jaja. Este es el lado que linda con Segovia y Madrid y es una pasada, son muy conocidos sus numerosos hayedos, entre ellos, el de Tejera Negra que es de los más grandes de Europa. Te lo conté por teléfono, a la vuelta se nos ocurrió venir por el interior de la sierra, más de hora y media en unos 30 km. donde menos mal que tenía la ventana casi cerrada, porque como te dije, nos pasó lo nunca visto, nos salió el águila de la curva y nunca he visto una rapaz tan cerca, la pobre salió a cazar sin esperar el coche y dio con el cristal, la vimos remontar vuelo y parece que no se hizo nada, se nos cruzaron ciervos, incluso vimos un zorro atropellado en otra carretera de la zona.
      Hace muchas lunas celebrábamos varios cumpleaños, entre ellos el mío, en un refugio de montaña que había en Majalrayo entonces tenía 12 habitantes y estaba casi derruido, para llegar al pueblo no había autobús por las carreteras, llegaba a Tamajón y de ahí nos llevaba un land rober, con el auge del turismo rural ha crecido la zona pero con la crisis... Merece y mucho la pena adentrarte tanto en los pueblos como en los caminos, curioso es ver Majalrayo y Valverde en mapa, solo los separa el Ozejón, por carretera unos 40 km. por camino de cabras y dejo la charla que al final no voy a tener que aportar a los pueblos negros jajaja.
      Gracias por volar por aquí y por comentar.
      Un besote

      Eliminar
  2. Eso: deja la charla y aporta, que seguro que no sólo los pueblos negros te lo agradecerán, sino también muchas gente que estará deseando encontrar lugares de ensueño con los que disfrutar, sobre todo ahora, en tiempo de estío. Abrazos

    ResponderEliminar