miércoles, 12 de diciembre de 2012

CASCADA BATIDA DE CALOMARDE



La Sierra de Albarracín es de las comarcas más gélidas de la península y qué mejor fecha para visitarla que en estos meses para verla en su hábitat natural, ahora, cuando se sale de casa hay que salir con una sonrisa, ante la duda de que el gesto se te quede pegado en la cara y aquí tenéis una foto ¡Sonriente!



En diciembre esta es la estampa que presenta la CASCADA BATIDA DE CALOMARDE ¡La belleza en la altura “kalo-m-arden”! y no podía hacer más honores a su nombre, uno de los rincones más mágicos del  lugar. Se encuentra en la carretera que une las localidades de “Royuela” con “Frías de Albarracín”, a apenas 6 km. de la primera población.

Un salto de agua de unos “20” metros de altura (no he encontrado en ningún lado la altura precisa, así que hago un “a ojo de buen cubero”) y rompe en una gruta, formaciones rocosas formadas con el paso de los miles de años. También es conocida como “la cascada del molino viejo” y es que a sus pies se encuentra una almazara, que debido al descenso del caudal del río hace muchas lunas dejó de funcionar y aquí un vídeo calentito, calentito…



4 comentarios:

  1. ¡Impresionante! ¡La Fuerza de la Belleza! Esa Fuerza tan Especial, que te hace soñar y eleva el espíritu al Nirvana de la Contemplación. Qué razón tienes en esa frase afortunada de que para ver y vivir estos lugares, hay que salir con una sonrisa, sin importar el frío o el calor que haga. Ver ese ambiente, quizás en el estado más puro que les proporciona una estación como es el invierno, qué duda cabe que impone. Como impone esa música tan especial del agua al unirse con el hielo y fundirse en eco profundo que penetra dulcemente los oìdos. Un lugar precioso que, gracias al vídeo, casi nos lo traes a las mismas manos. Estos, desde luego, son los Lugares del Espíritu que siempre han atraído a la humanidad desde el alba de los tiempos. Encantado me quedo. Un abrazo, bruja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juancar!
      ¡Qué comentario más bonito! ¡El Nirvana de la Contemplación! ¡Eso es! Me encanta el agua y cuando cae y hay esa fusión con la montaña ¡Me fascina! Pasear por su entorno y ver que no hay agua más clara, ni sitio más mágico que la naturaleza.
      Diciembre es la mejor época, ya sabes que me gusta el invierno y además a la gente no, así que siempre es buen momento cuando menos gente hay y no es que sea antisocial, sino que me gusta disfrutar de los sonidos de la naturaleza solo roto por la voz de mis peques, has visto que lista, jajaja.
      Un beso.

      Eliminar
  2. En una de las ocasiones que me dirigía a Albarracín, tomé un desvío equivocado de la CN y acabé recorriendo y cruzando la Sierra de Albarracín. El miedo a dejarme el coche a pedazos, se me vió recompensado por la belleza de estos rincones que me trajeron a la memoria otras cascadas como la de Río Mundo o la de "La cola de caballo" del Monasterio de Piedra.

    Preciosas imágenes y mejor compañía. Besos, Brujita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Syr! ¡Me alegra que te gusten! Como dices la belleza de sus rincones, sus colores, sus contrastes, es impresionante ver la masa forestal del pinar de Rodeno en contraste, casi donde acaba, con la gris y roja piedra de Albarracín, donde crece el pueblo. La primera vez que fuí a esta zona me pasó lo que a tí, andabamos perdidos y dimos con esta cascada y esta vez ¡Aposta! Fíjate que está al lado de la carretera, en una hondonada, pero en esta ocasión el paraíso parece estar bajo el suelo, hay un barranco y un paseo ¡Precioso!
      Besotes.

      Eliminar