viernes, 21 de septiembre de 2012

CAMINO SORIA


 “He vuelto a ver los álamos dorados,
álamos del camino en la ribera del Duero,
entre San Polo y San Saturio,
tras las murallas viejas de Soria —
barbacana hacia Aragón, en castellana tierra.

Estos chopos del río, que acompañan
con el sonido de sus hojas secas
el son del agua, cuando el viento sopla,
tienen en sus cortezas
grabadas iniciales que son nombres
de enamorados, cifras que son fechas.

¡Álamos del amor que ayer tuvisteis
de ruiseñores vuestras ramas llenas;
álamos que seréis mañana liras
del viento perfumado en primavera;
álamos del amor cerca del agua
que corre y pasa y sueña,
álamos de las márgenes del Duero,
conmigo vais, mi corazón os lleva!”

CAMPOS DE CASTILLA-ANTONIO MACHADO

En esta entrada traigo una ciudad fría y pequeña, aunque la etiquete como grande, porque en esencia, es inmensa, de las menos pobladas de la península y empiezo con una poesía, porque POESÍA ES SORIA.

Posee ese toque nostálgico y tranquilo que te envuelve y te transporta a otro universo, un mundo sin prisa que quedó anclado al pasado ¡Se le paró el reloj! Donde en algunos rincones, no hay más sonido que el crujir de las hojas secas al son de una leyenda, de las muchas que se fraguan en esta tierra.

Arcos de San Juan del Duero y el Monte de las Ánimas

Una urbe serena y coqueta, que posa como una top model, un pequeño tesoro que enamora a simple vista, tiene una estampa que engancha a propios y es extraños… Y es que ¡Se me escapan las palabras! A mí, personalmente, me llena de emociones y los sentimientos son difíciles de expresar por escrito.

Un lugar que no se imagina sin su río, hasta su nombre deriva de él,  Soria proviene de “dauria” que a su vez viene de “daurius” o lo que viene a ser DUERO.

Tampoco se concibe sin poesía, son tantos los poetas que han encontrado aquí su inspiración, su abrigo, porque a pesar del frío es tan cálida, como pasear de camino a la Ermita de San Saturio, de estampa barroca y enclavada en una cueva rupestre y no ver las pisadas de Antonio Machado y su amada Leonor en un intento baldío de encontrar sus iniciales en los álamos del amor, en esta ciudad, la musa de Machado duerme para siempre en su sueño eterno.


Cómo no entender a mi bohemio y trasnochado Bécquer en su retiro a esta tierra castellana y no imaginar que en la noche de difuntos doblen las campanas en El monte de las ánimaso que encontrase El rayo de lunaa las puertas de “San Polo”, solo con ver el derroche de fantasía de los arcos del monasterio de San Juan del Duero y las criaturas fabulosas que allí habitan, quimeras de piedra, puedes soñar que cualquier cosa es posible.


Haciendo un poco de historia, en tiempos de los romanos empezó a brillar con luz propia: Numancia, aunque se han encontrado restos de poblaciones más antiguas en su castillo; en el siglo IX, durante la conquista árabe se alzó contra el emirato de Córdoba; y en el siglo XI, en la reconquista tuvo su máximo culmen, siendo el Duero la línea que separaba los dominios cristianos y musulmanes.

En la Edad Media su actividad económica ganadera la hace gozar de grandes privilegios, el comercio de la lana “las mestas”, que se encontraba en manos de la población judía, su situación fronteriza hacia de Soria una ciudad poderosa y floreciente. Fue a partir de la expulsión de los judíos, en el siglo XV, cuando quedó dormida, plena y fijó su apariencia de sueño.

Todo este esplendor  todavía te sorprende a cada esquina, está presente, construcciones de excepcional factura románica como “San Juan de Rabanera”, las ruinas de “San Nicolás”… Pero sin duda si hay iglesia que dos palabras es “im-presionante”  es “Santo Domingo” popularmente conocida como la biblia de piedra y es que la portada es literalmente la sagrada escritura, con tanto detalle que llega extasiarte:


Cómo si se tratase de un comic, viñeta a viñeta, se van repitiendo los distintos pasajes de los santos textos con una delicadeza y una armonía excepcional, cuando tenga tiempo le haré un post, tiene una de las portadas más completas que recuerdo en una figura de piedra morena, como dorada al sol.


Y sin más dilación, he aquí: Soria, este vídeo está hecho con fotos de varias incursiones, una muy especial, tuve la dicha de pisar por primera vez “San Juan del Duero” con un manto de blanca nieve y un pelín accidentada ¿Verdad Juan Carlos? Aunque la realidad es que accidente ninguno, solo era cellisca, jajaja, otras de este mismo verano  y algunas, escaneadas, un conjunto de fotos de la capital y una pizquita de la provincia, con una música que Gabinete Caligari le hizo a imagen y semejante, esta claro que es una fuente de inspiración de artistas, aunque tras escuchar este tema por el “Reno Ronaldo” jajaja, en fin, VOY CAMINO SORIA.

Para más información de la provincia, detallada y pormenorizada aquí un blog súper completo de un caminante cuya gran pasión es Soria y aprovecho para dedicarte la entrada ¡Ay, pin-pin!

8 comentarios:

  1. Es indudable que Soria y su provincia despiertan pasiones. Con discrección, a medida que uno se va aproximando, pero con una fuerza incontenible cuando se la va conociendo.Modelando un poco la frase de aquél filósofo francés, que fue Paul Elouard, en este caso bien que se podría decir: 'hay otros mundos, pero están en Soria'. Naturaleza, Arte, Belleza, Soledad, Encanto...son sólo algunos de los adjetivos que atraparon a no pocos de nuestros mejores y más laureados poetas y escritores. En el caso de Bécquer, Soria fue el trampolín que espoleó su dormida imaginación antes de emprender la aventura del Moncayo. El Monte de las Ánimas, El Rayo de Luna y La Corza Blanca, fueron, qué duda cabe, parte primordial de su inspiración soriana. Difícil resulta no recordar los versos de Gerardo Diego, cuando se contempla el viejo Duero, cansino y melancólico a su paso por la ciudad, lamiendo las orillas de ese machadiano paseo de los enamorados que conduce a la ermita de San Saturio, situada sobre las peñas, allá donde hace un arco de ballesta. Lugares de magia natural, como la Fuentona o la Laguna Negra, cargados de un misterio anclado en tiempos ancestrales, en la memoria de mundos lejanos que atrajeron poderosamente la atención de unos ancestros que ofrecían su devoción a la grandiosa generosidad de la Madre Tierra. El Arte en general, y el románico en particular, que dejó a la posteridad glorias de belleza y sabiduría, a todo lo largo y ancho de la provincia: San Juan de Duero, Santo Domingo, San Juan de Rabanera, San Esteban de Gormaz...nombres que figuran en todas las guías recomendadas, pero sin olvidar ese entrañable románico rural que late con mustia pasión en el corazón de sus pueblitos. Numancia y su épica resistencia, que nos recuerda, a través de la melancolía de sus ruinas, que la vida no merece vivirse si no es en Libertad. Sus parameras, rebosantes de melancólicas huellas de un pasado paleo-neolítico aún por descubrir...Las sierras del Almuerzo y la Demanda, con sus misterios griálicos, sus leyendas, sus sendas de Conocimiento, cuyas huellas el tiempo ha ido ocultando pero cuyos retazos aún permanecen en la memoria colectiva de los pueblos en forma de folklore y tradición...Soria atrapa y enamora,toca resortes ocultas y anima a seguir descubriéndola. Este corazón atrapado, te agradece la dedicatoria y la mención a ese conjunto de pasos y sueños que es su blog. De todo corazón, bruja, muchas gracias. Un abrazo y como se suele decir: ven a Soria y sal si puedes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juancar!
      ¡Gracias a ti! Por volar por aquí y sobre todo por hacer ese blog tan mágico que es un pedacito de Soria, un conjunto de sueños.
      Tú comentario... Casi lo podía copiar y hacerlo parte de la entrada, es impresionante, lo que brota de ti en un momento, eres como la rosa de los vientos y de repente la aguja ha dado toda la vuelta, sabes, no he escaneado ninguna foto de Ágreda y bien hubiese merecido al menos 1, por ser el Moncayo.
      Se me olvidado mencionar a Geraldo Diego, no ves, ya te digo que te tendría que copiar, jajaja, y sí, lo de sal si puedes fue lo que debiste pensar el día de marras, jajajaja ¡¡¡Vaya telita!!!
      Un besote!

      Eliminar
  2. Comarca mágica, pais de genios, duendes, hadas, gnomos... y brujas. Con ese encanto, indefinible, que tienen los lugares especiales. Encanto y atracción que, por muchos adjetivos que le coloquemos no acabaremos nunca de definir con un mínimo de exactitud.
    Ni maldita falta que le hace, basta con disfrutar esa magia, sumergirnos en ella y dejarnos llevar. Sin necesidad de analizarla, porque la "magia" de la "magia" reside en que no puede ser atrapada, sino tan sólo adivinada.

    Salud y fraternidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Alkaest!!
      Gracias por añadir tú pedacito de magia, sabes, en un blog amigo una vez leí una entrada donde estaban su inicial y la de su amada en un álamos del paseo a San Saturio y es que ¿Cómo resistir la tentación si vas con la tentación? Soria hay que sentirla, solo eso, sentirla.
      Y me voy a permitir una licencia, tengo una compi súper mega pija y rubia (jeje) Sonia y se casó con Alberto un chico dirachero y bonachón de la mismísima Numancia, ella es muy friolera, en invierno tiene frito al que tenga al lao no conozco cosa igual y cuando le tengo repartir las navidades como buena cristiana entre su madre y su suegra siempre se sugestiona tanto que va a Soria mala, jajaja, dice que qué va a hacer allí si solo hay un Zara, eso es para que vea el Santo Zara ese ¡¡¡Hay que ser!!! En fin, besotes!!!

      Eliminar
  3. Kalma, se nota que a esta entrada le has puesto el corazón.

    Y cada vez escribes mejor. Besotes pedazo de bruja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Baruk! Sabes... Lo de escribir... Soria es un cachito de corazón que ha nadie deja indiferente, debe de ser eso, entre Machado y Bécquer, mi adorado Bécquer, siempre he tenido pasión por su vida y obra, han hecho la entrada. Besotes ¡Me gusta verte volar por aquí!

      Eliminar
  4. Hola Kalma: Suscribo lo dicho por Alkaest en cierto modo y me adhiero a lo dicho por Juancar. Desconozco Soria por completo pero las fotos ya me hacen la boca agua.
    Sigue así... Un abrazo...

    (Y ahora voy a demostrar que no soy un robot): LaDroNNes PaRllAment025S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! ¡Gracias por pasar por aquí! El robot Rivi que de robot no tiene más que ¿El curro? Yo, te imagino más como un ungulado, trepando las montañas en busca de aventuras. Soria merece mucho la pena, yo conozco "lo esencial" o más popular pero cuando veo el blog de Juan Carlos, los lugares que la pueblan repletos de naturaleza e historia pienso que tengo un sitio más donde volver.
      Y tú pa que veas que le saco juego al comentario, jajaja, Rivi, guapetón, no sé a que co... le dado que ahora cuando subo un nuevo vídeo al youtube se me quita el que he compartido en este blog, es como si cogiese una lista de reproducción o algo así, el caso que es el segundo vídeo que me machaca y acabo viendo el enlace, porque Soria entre las cejas no está ;D, mi robot manitas técnico maravilloso ¿Sabes porqué es esto? Un beso.

      Eliminar