martes, 5 de junio de 2012

LA CHORRERA DE LOS LITUEROS


El canto del agua y los distintos acordes de su voz, a veces como un susurro al oído y otras como un estruendo fuerte y atronador que rompe el silencio de las montañas.


La música de la naturaleza que desciende desde la cima trepidante y libre, saltando alegre, sin miedo al vacío, buscando un remanso de paz entre los guijarros.


LA CHORRERA DE LITUEROS, también conocida como EL CHORRO DE SOMOSIERRA, la dibuja el arroyo del Caño en un salto de agua enérgico y bello, que se desliza por una hendidura de la pared rocosa en tres tramos, alcanzando el más alto de ellos los 30 metros, se encuentra en la población que le da nombre, en la Sierra de Guadarrama y es la Cascada más grande de la comunidad de Madrid.


Cuando besa el suelo se une al arroyo de Las Pedrizas dando vida al RÍO DURATÓN, más relacionado con la provincia de Segovia y el fantástico parque natural que forman sus hoces y que revolotean elegantes los buitres leonados que anidan en sus cuevas:


Así mismo es una gran desconocida y no será que no está a la vista... Antes de pasar el túnel de SOMOSIERRA, cuando vas por la A1 (la nacional de Burgos) a lo lejos se distingue una gran cola de caballo, aunque solo se ve cuando la dirección es Madrid, cuando vas hacia Burgos los carriles de la carretera están más bajos. A algunas personas les pica la curiosidad y van a visitarla, he aquí el ejemplo ejemplar, pero la zona en sí es una maravilla de donde parten algunas rutas fresquitas, fresquitas... 


Porque solo necesito que el agua sea agua, limpia y clara.

6 comentarios:

  1. El agua y su misterioso encanto, un encanto que nos provoca una fascinación especial. Poco importa si en una cascada el nivel es mayor o menor, porque simplemente con observar sus chorros deslizarse y sentir la magia implícita de su sonido, podemos imaginar la más fantástica de las melodías. Resulta sorprendente la cantidad de lugares geniales que hay en las cercanías y lo poco que los conocemos. No sé las veces que habré pasado por la autovía y tan ignorante. En fin, un lugar estupendo que tomar buena nota. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juancar!
      Y gracias por el comentario, la música del agua tiene tantos sonidos, siempre me ha gustado sentarme frente al río y escucharlo, es como si dijese algo, debe de ser que lo veo como la vida que se abre paso a través de la corriente sin importarle las trabas que haya en el camino, es tan libre y tan decido, que no le para nada, no entiende de razones, porque no es humano... Jajaja, por mantener el humor "elegí un mal día para dejar de fumar" frase mítica de aterriza como puedas, casi como la cascada, a la próxima que pases para y la ves, su melodía es como si tocasen 100 tambores. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es preciso que el agua sea insípida, incolora e inodora, al menos eso me enseñaron de pequeñita.

    Tus fotos y tus excursiones son todo lo contrario, saben como el vino y alegran el corazón.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Baruk! ¡Me gusta verte por aquí! El agua, la fuente de la vida y así tiene que ser, por no tener no tiene ni sabor, pero es tan mágica. Esta cascada es el nacimiento del río Duratón, ese del que bebiste porque los zapateros lo revoloteaban, desde que nace es bonito. Besotes!!!

      Eliminar
  3. Gracias por la info; este finde seguramente nos acerquemos por allí. Ya colgaremos nuestras propias fotos en nuestro blog de Un Ambientalista. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Bienvenido al blog!!! Me agrada que te sirva la información. El finde pasado vi la cascada a lo lejos y rebosaba, seguro no has pasado calor cerca de ella. Será un placer pasar por tu blog y ver tú impresión. Gracias y un saludo.

      Eliminar