miércoles, 12 de febrero de 2014

LA ALHAMBRA: LA ROJA (GRANADA)


“Cuando el sol se va, se le escucha hablar,
Paseando su amargura por la Alhambra,
Recordando y llorando por Granada”

Recuerdos de infancia, la canción  “Llorando por Granada” de Los Puntos que mis padres ponían una y otra vez en un tocadiscos Philips.

Este post va a ser corto, no porque no haya que contar, todo lo contrario, que lugar se envuelve de más magia, de más historia, de más canciones, de más leyendas que LA ALHAMBRA: LA ROJA,  a mí se me escapan las palabras entre tantas que ya se han escrito ¿Qué más puedo añadir? Son tantos sus detalles, su armonía, su perfecta geometría, su magnífica situación y natural belleza. El capricho de los reyes nazaríes y el deseo de los reyes católicos.


Un trocito de cielo en la tierra utopía del paraíso, donde Boabdil el Chico dejó su alma e Isabel y Fernando y sus vástagos, tras la conquista, dejaron su cuerpo, en Granada su mayor anhelo, el último rincón de Al-Andalus en la península.

El Partal

La vida de Boabdil, repleta de amor, valor y corazón, la plasman de una forma clara y bonita mis amiguitos del blog “Salud y Románico” y pego el enlace, merece leerlo: AMOR MORO.

Conjunto monumental declarado patrimonio de la humanidad, incluso, propuesta como una de las 7 maravillas del mundo moderno. La Alhambra está situada sobre el monte Sabika, su origen es la alcazaba y un conjunto se huertas y lares agrícolas: El Generalife. Las primeras referencias escritas de este sitio hablan de él como un auténtico vergel, donde la umbría apenas deja penetrar los rayos del sol y el agua mana por todo lugar.


Para visitarla, es bueno sacar las entradas por internet a través de la web: INFORMACIÓN Y ENTRADAS DE LA ALHAMBRA.

Un sitio cuyo mayor arquitecto es la naturaleza, su mano siempre está presente, idílico para hacer una residencia de vacaciones,  un complejo paradisiaco tocado por el líquido elemento y que no pierde de vista en ningún momento el califato, en tiempos revueltos, repletos de contiendas y batallas, desde aquí se divisa toda la ciudad, blanca y luminosa, que por la noche, duerme cubierta en sábanas de cal.


En el medievo los reyes no iban a cazar elefantes, al contrario, se quedaban cerca para no perder ripio.

Todo el equilibrio y la grandiosidad de las edificaciones islámicas, minuciosas y misteriosas, rodeadas de toda la esencia que la tierra puede otorgar, transformado en dos palacios nazaríes provistos de patios y jardines: El Palacio de los Leones y el Palacio de Comares.

Detalles Patios de Palacios Nazaries

Cuando los Reyes Católicos tomaron Granada, como es “natural”, no dejaron “títere con cabeza” destruyendo y reformando todo lo que oliese a religión musulmana, convirtiendo todo lo que se pareciese a una mezquita en una iglesia. La Alhambra se salvó de la quema porque nada tenía que ver con lo divino salvo su aspecto, propio del Edén más que de este mundo, solo era un lugar de descanso, de esparcimiento y recreo.

Carlos V plantó en medio de ese pedacito de gloria su propio palacio, para gloria de sí mismo, edificado por los mejores maestros y con los mejores y más caros materiales de los que se disponían en la época, de interior circular, con columnas, tipo pequeño teatro romano, y es que también debía tener alguna fijación con este imperio,  adoptando  por ejemplo, en la bandera el águila imperial romana.

Una construcción ostentosa, sublime, que en cualquier otro rincón sería soberbia, pero aquí ¡Lo es más! Ante la finura y la delicadeza de los labrados ya existentes, es como una tableta de chocolate pero del de a la taza, tocho, parece mentira que el mármol luzca tan poco ante una simple casa de labor...

Palacio Carlos V y Generalife

Aquí la peli:


He utilizado un efecto en las fotos que parecen dibujadas, en blanco y negro y a lápiz:


Es impresionante la exactitud milimétrica entre los distintos trazos,  la cantidad de formas y de filigranas ¡Qué riqueza más sencilla! Da ganas de dibujarlas, pero ni con el mejor cartabón quedarían tan precisas  ¡Eso es todo amigos!

10 comentarios:

  1. Granada, tierra soñada por Dios, como dice la canción. Otro vuelo fascinante por una de las joyas universales de Al-Andalus, repleta de magia, de cultura, de belleza, de hechizo...En fin, como diría un filósofo, de Civilización. Da gusto, a través de las imágenes que nos pones en el post, pasear por esos rincones llenos de perfumes orientales, de huertos floridos, de geometrías perfectas, como dices, que nos recuerdan que, después de todo, la religión y la guerra no están reñidas con la cultura y el refinamiento, aunque a través de una y por medio de otra, tales sublimes exquisiteces se consuman en el más absurdo de los odios. Tesoro de musulmanes y deseos de cristianos. No me extraña que Boabdil llorara como una mujer, en palabras de su madre, según la leyenda, aquello que no pudo defender como hombre. Con la toma de Granada y las lágrimas de Boabdil, se inició también otra andadura humana, como fue el descubrimiento del Nuevo Mundo. Granada, después de todo, inspiró otros sueños, y siglos después de aquellas epopéyicas historias, continúa procurando todo tipo de placeres a la imaginación. Estupendo vuelo, bruja. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan Carlos! ¡Gracias! Y he decirte que esa canción que tarareas también la ponía mi padre en el tocadiscos solo que yo siempre he sido más rumbosa, que no rumbera ;D
    Hay un dicho que dice "No hay mayor pena que ser ciego en Granada" ¡Y que razón lleva! Granada hay que verla y vivirla, pasear a la vera del río Narro, por el camino de los Tristes y subir al Albaicín y al Sacromonte y desde el Mirador de San Nicolas disfrutar del atardecer, de la hora bruja y de la Alhambra, más roja que nunca, es un lugar especial que cuando lo conozcas entenderas de sus leyendas, porque quien pasea por sus jardines las siente, las lágrimas, Boabdil, Mulay, El Zagal, están en el ambiente, en el aroma a azahar, un vuelo embrujado.
    Esta entrada sale de que ando haciendo fotolibros y retomando fotos de otros años para no perderlas y ahí pensé que tenía "delito" que siendo de raíces andaluzas en el blob todavía no había caído nada de mi querida Al-Andalus que la tengo muuu abandoná, cuando es preciosa por los cuatro costados y luego vi la entrada de los románicos y pensé, estos me leen el pensamiento, jeje, en fin, que así ha quedao.
    Un besote.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que los fotolibros te quedan geniales. Conservo uno como una de las joyas de la corona de mi biblioteca, y lo suelo hojear con mucho interés y mucho cariño. Pero tienes razón: para impregnarse de Granada, hay que vivir Granada.
    Un abrazo, bruja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay uno que no me ha quedado del todo como yo quería, por poner una pega, pero suelen quedar bien y es una forma de conservar los recuerdos, las fotos, de la forma tradicional, en papel y una, aunque no lo parece, sigo prefiriendo leer, ver y hojear. En lo tiempos pasados, esos tiempos de papel, tengo una maleta de fotografías colocadas por años, Rafa me avisaba en algún viaje que otro de la cantidad de carretes que llevaba para que parase un poco y pienso, a lo largo del tiempo, porque los viajes son como la propia vida, llenar una gran estantería.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Gracias, gracias y mil veces gracias, me haces ""volar"" recuerdos lindos que tengo de esa ciudad.......de hace ya mucho, mucho, KALMA querida, que bonito nos haces vivirlo, un brindes por tí con todo mi cariño, una admiradora, Isabel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel y mil gracias a ti por volar por aquí ¡Bienvenida! Sabes, con Granada tenía la impresión de que poco tenía que decir y no será porque no se me ocurren calificativos, pero es tan sumamente hermosa, tiene ese sabor, ese olor que hay que vivir y que impregna, tiene la esencia de oriente en occidente y no solo en un edificio, sino en un conjunto, aún siendo de los sitios más visitados su estampa es como las de los cuentos de las mil y una noche.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Cuchi, Bruji, contri más la leo, más ehnoclao me quedo. Es una entra dercopón. Es güenísima. Más que el pan de Alfacar. Entoque la he jipáo, me he regomeyao que tienes más peligro que un hitano haciendo funtin y ma emocionao más que un explotío de la vihen. Graná es mucha Graná. Ersaidín, Lashana, Puertarrá, Lalambra, el Tontódromo, la Bomba, Erarbaisín,Erraeleho y to eso, y taitantos sitios te ejan achantao. Conticoneso, déjate de folletás y en cuanto te encarte venacapacá que nos vamos a pegar una pechá de ver cosas que te vas a quedar eslomá. Poyastá, entoque lo leas, me echas el movih y quedamos en una volá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias mi alma! Graná es mucha Graná y espero que este año aunque sea unos días se me encarte Al-Andalus que tengo abandonas a mis raíces que son sur, por cierto, el andaluz, ese sí que es un idioma, jaja. Mi madre es de Huelva, mi padre de Jaén, mis suegros tenían sitio de retiro en Aguadulce, mi familia, mis amigos, tantos en la misma dirección y con lo que nos gusta y la de veces que hemos ido ¡De este verano no pasa! Y a colación de la entrada, que bonitas las Playas de San José y la Garrucha, el Cabo de Gata y ese pueblo de interior, donde nace el río Andarax, el Laujar de Andarax, donde se retiro Boabdil antes de su exilio en Fez (Marruecos) y todos los pueblos de la Alpujarra tanto de Almería como de Granada, rezuman frescura, entre esa zona o Cádiz va a estar el juego, por aquello de los pueblos blancos y la playa de Bolonia y es que Andalucía es diferente, no solo es mar, es interior e historia, no solo es sol, el montaña, el Mulhacén es la cumbre más alta de España, es el aroma del azahar, de las naranjas y el sabor ¡Ay, de su sabor! Y de sus costumbres generosas, eso de tomarte una caña en Granada y que te pongan el plato de habitas ¡Ummm!¡Sabrás de mí y hacemos una volá, si eso!
      Un beso.

      Eliminar
  6. Preciosa entrada Kalma, y las fotografías con una claridad y luz excepcional.

    Es un bonito homenaje a Granada, aunque meditando ante la historia, lamentó aquello de :

    Granada, quién te ha visto y quién te ve!!

    Besillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Baruk!!! Gracias por el comentario y empiezo por el final, Granada quien la ve ahora la puede soñar mora y no será porque no se hizo por borrar su huella pero ahí sigue, por otro lado la Alhambra es lo más visitado de España que hace que a veces verla sea difícil y como siempre, nos tocó en diciembre, una semana cualquiera. Lo de las fotos casi es milagroso, me llamó la atención cuando leí vuestra entrada de amor moro, pensé, me han leído el pensamiento y todo esto es porque estoy retomando fotos y haciendo fotolibros para no perderlas, digo lo de milagroso porque a la que pueda te las mando, fueron mis primeras fotos digitales y la mayoría no solo están retocadas con el picasa, sino que han cambiado de ser horizontales a verticales, recortando y cambiando de tamaño proporcionalmente y han quedado hasta chulas, que peazo cámara la primera...
      Besotesss!

      Eliminar