lunes, 18 de febrero de 2013

LA MARCA HISPÁNICA

Torla (Huesca)

LA MARCA HISPÁNICA si nos situamos geográficamente es el Pirineo y si lo hacemos históricamente son los territorios conquistados por Carlomagno a las poblaciones, mayoritariamente islámicas, que habitaban este sistema montañoso.


Todos los pueblos de esta  demarcación, tal y como se van ocupando a partir del siglo VIII, acatan y prestan servicio al emperador franco formando parte del imperio, pero a su vez, se dividen por condados que gozan de cierta autonomía, adquiriendo cada uno ellos sus propias costumbres, su seña de identidad que perdura desde la noche de los tiempos a la actualidad.

 Roncesvalles (Navarra)


A lo largo de la Edad Media jugaron un papel fundamental, uniéndose y desuniéndose, dependiendo lo que interesase en ese momento, incluso, el Condado de Barcelona llegó a aliarse con los musulmanes.

 Castellfollit de la Roca (Gerona)

Cuándo cae el Imperio Carolingio todos los condes hacen su cargo hereditario llegando solo a convertirse en reinos el Condado de Aragón...

 Ainsa (Huesca)

... Y el Condado de Pamplona, el Reino de Navarra.

 Isaba (Navarra)

Y ahora sigo con los fueros, jaja, se puede observar que la entrada ¡Tiene un título muu grande para unos conocimientos muu pequeños! Este blog es de viajes pero no se pueden entender los mismos sin la esencia de los pueblos, su vida, su historia, así que he dado una pincelada para dibujar un lugar que sin duda es un paraíso extenso y cercano.

 Bouleternere (Languedoc-Rosellón)


En principio el objetivo era el Valle de Arán e hice lo de siempre: me puse a curiosear por la red para contrastar datos y me llamó la atención su lenguaje “él aranes”, las veces que he estado y no me he fijado en ese pequeño detalle.

 Vielha (Lérida)

En lo que siempre me he fijado es en el entorno tan bello, sus paisajes una suma de tonos verdes, las nieves perpetuas de la que beben sus innumerables ríos, la arquitectura tan peculiar.


 Arties (Lérida)

Cómo cuando voy al Valle de Bohí no mirar sus elevadas torres lombardas haciendo cosquillas a las nubes:

San Joan de Boí (Lérida)

Un estilo que está siempre presente en esta comarca y tan difícil de encontrar en la península:





Y aprovechando mi última visita al Pirineo oscense y añado las iglesias de la Comarca del Serrablo que son ¡¡Impresionantes!! Y también únicas:


Cuando me enrollo en algo que me gusta le doy vueltas hasta que consigo entenderlo que no es lo mismo que llegar al origen y en este caso no sé si llegué a él, solo sé, que no sé como, apareció “El Condado de Conflent”.

 Marquixanes (Languedoc-Rosellón)

Me pongo a volar por la red y no hay montaña que se me resista lo mismo estoy en Francia que en España y sin gastarme un euro.

 Salses les Chàteau (Languedoc-Rosellón)


Recordé mi viaje a la región del Languedoc-Rosellón al Sur de Francia a un rinconcito de La Occitania cuya frontera la limita su idioma, a mí me vino al pelo, solo me atrevo con las lenguas en la intimidad y lejos de parecerse al francés, tiene un toque familiar, tanto, que muchas palabras en cierta forma eran cotidianas para mí, tan parecidas al catalán.

 Vinça (Languedoc-Rosellón)

Me acordé de “Villafranche de Conflent” también conocida como “Villafranca de Conflent” ¡¡¡De los pueblos más bonitos de Francia!!! Añadiendo lo que digo en alguna ocasión, no lo digo yo, lo dicen varias publicaciones francesas.

 Villafranca de Conflent (Languedoc-Rosellón)


Pero ¿¿¿Condado??? Y ahí oí el maullido de Crispín llamando Carolingios a parte de mis amiguitos románicos cuya localización es obvia y hasta ese momento no me vino a la cabeza la relación.

No hay nada como estar nublao para no ver el sol y debido a mí empane total he pensado, porque hacer no hago, pero pensar pienso un montón, ya que no fluyen las palabras que fluyan las fotos de algunas Villas Medievales “con marca hispánica”.

Ochagavia (Navarra) 


 Broto (Huesca)


 Monasterio de Obarra (Huesca)


Bossòst  (Lérida) iglesia de La Asunción de María


 Besalú (Gerona)


Priorato de Serrabona (Languedoc-Rosellón)


Talladas al abrigo del gran Pirineo, cuyo frío parece que las ha conservado intactas en un entorno naturalmente embrujado y que sirva de prólogo de entradas futuras porque doy mi palabra de bruja de que en breve el Valle de Arán.